Ejemplos ?
Sólo a otro dios en tal desdicha vimos, A Atlas tu hermano, que el enorme peso De la tierra y del cielo, en sus espaldas Firme sostiene.
No sabe que andaba de quisquillosa con el de la huevería. Ese que se cree Charles Atlas. Siempre anda presumiendo de que está muy bien dado.
Martí se expresaba de esta manera: El trabajador que es aquí el Atlas, se está cansando de, llevar cuestas el mundo y parece decidido a sacudirlo de los hombros y busca poder andar sin tantos sudores por la vida; los acaudalados, los que prosperan en su sombra, no se ocupan de defender estas reclamaciones de justicia, sino en sobornar a los que dictan las malas leyes para que las pongan a sus pies las libertades públicas.
Antistrofa I Y también iría á la costa de las Hespérides armónicas, que abunda en frutos, donde el dueño del mar purpúreo impide el paso a los marinos, y detiene el limite venerable del Urano que sostiene Atlas; allí donde manantiales ambrosianos corren á la morada de Zeus, y donde la tierra divina derrama delicias para los Dioses.
X A MERCURIO Mercurio, elocuente nieto de Atlas, tú que lograste suavizar la áspera rudeza de los hombres primitivos con la persuasión y los nobles ejercicios de la palestra, tú, el mensajero del gran Júpiter y los dioses, inventor de la corva lira y diestro en esconder con hurto gracioso aquello que te agrada, tú serás hoy el numen de mis cantos.
No estudies tanto, agregaba, viendo los atlas, las cartas geográficas, los gruesos volúmenes abiertos sobre las mesas y los estantes enormes de la biblioteca; te matas si sigues estudiando así.
Desolado y con el mundo a cuestas, Atlas vencido, se marchita en su hojarasca fresca y en pleno invierno se ahoga en el vacío de sus exequias...
Clitie 4.271-284 - Las hijas de Minias (II) 4.285-388 - Sálmacis y Hermafrodito 4.398-415 - Las hijas de Minias (III) 4.416-542 - Atamante e Ino 4.543-562 - Las compañeras de Ino 4.563-603 - Cadmo y Harmonía 4.604-662 - Perseo y Atlas 4.663-771 - Perseo y Andrómeda 4.772-803 - Perseo y Medusa 5.1-235 - Perseo y Fineo 5.236-249 - Otras hazañas de Perseo 5.250-268 - Pégaso 5.269-293 - Pireneo 5.294-317 - Las Piérides (I) 5.318-331 - Metamorfosis de dioses 5.332-571 - El rapto de Prosérpina 5.572-641 - Aretusa 5.642-661 - Triptólemo 5.662-678 - Las Piérides (II) 6.1-145 - Aracne 6.146-312 - Níobe 6.313-381 - Los paisanos licios 6.382-400 - Marsias 6.401-411 - Pélope 6.412-674 - Tereo...
Pues escuchad: »Llegamos allí, y los reyes del Atlas y del Desierto nos llamaron extranjeros, como vosotros, y nos dijeron: "¡Sois españoles..., volved al mar!" »¡Henos, pues, entre dos costas que nos niegan abrigo!...
Otros aseguran que el nombre de mayo proviene de Maia, o Maya, una de las Pléyades, hija natural de Atlas y de Pleyone, barragana de Júpiter y madre de Mercurio.
Así aconteció en aquel momento; y seguro estoy de que, mientras yo pensaba en los sueños esplendorosos de mi niñez, concebidos al compás de aquella música, en los delirios de mi adolescencia, en seres queridos que me robó la muerte, en noches de amor desvanecidas, en ilusiones que ayer miraba en el porvenir y que hoy sólo encuentro en lo pasado, Aben-Adul pensaba en África, donde también resuena por la noche aquel patético canto, donde aquella misma Luna esclarece los risueños valles del Atlas, donde acaso en aquel momento refrescaba la primera brisa el abrasado corazón de una mujer que no había podido olvidarle...
Cruce el mar la invicta hueste a salvar de vil mancilla los leones de Castilla y las barras de Aragón.» Al rumor del torpe ultraje, indignado el pueblo ibero, ya desnuda el fuerte acero y la vaina al viento da. Ya entre vítores tremola la bandera roja y gualda, que del Atlas en la espalda tinta en sangre flotará.