atemático

atemático, -ca

 
adj. ling. Díc. de la aplicación de un sufijo sobre una base léxica o raíz sin vocal intermedia de enlace.
Ejemplos ?
El grado pleno (véase apofonía indoeuropea) se encuentra en formas tales como el español “es”, latín " est ", inglés " is ", mientras que el grado cero produce formas que comienza con /s/, como el alemán “sind” o francés “sommes”, en protoindoeuropeo, h 1 es- era un verbo atemático en -mi, es decir, la primera persona del singular era h 1 esmi; esta inflexión sobrevive en el inglés am, sánscrito asmi, antiguo eslavo eclesiástco, etc.
La sucinta descripción de Schönberg de la obra fue: Philip Friedheim ha descrito La espera como la única obra larga de Schönberg "en un estilo atemático", donde no hay material musical que regrese una vez que se ha afirmado en el curso de los 426 compases.
Elabora y actualiza en ella por primera vez la distinción que Amor Ruibal hace entre la "noción" y el “concepto”: la noción, de carácter experiencial, prelógico y atemático, fundamenta el realismo del conocimiento; mientras el concepto es traducción consciente, a través de un proceso de adquisición, elaboración y síntesis, y está por tanto siempre entregado al realismo crítico de sus distintas realizaciones históricas.
n indoeuropeo, es necesario distinguir entre formas verbales temáticas, cuando hay presencia de la vocal temática -e / o (ej: bher-o-mes 'llevamos'), y las atemáticas, como ei-mi 'soy'. Desinencialmente solo se distinguen en la primera persona: -o, temático, -mi, atemático.
La vocal temática, si la había, ocurría al final del sufijo y antes de la desinencia flexional: gʷʰér-m o -s 'calor' griego antiguo θέρμος (thérmos) bʰér- e -ti '(él) carga' sánscrito bhár a ti, gótico baír i þ La vocal temática técnicamente pertenecía al sufijo y no a la desinencia flexional, ya que cada sufijo era de por sí temático o atemático.
Las dos variedades se distinguen por cuatro características fonológicas y morfológicas. El micénico I se caracteriza por: La terminación de dativo singular atemático es -ei.
Ante una vocal cerrada i el fonema /t/ se fricativiza en /s/. Por otra parte, el micénico II se caracteriza por: La terminación de dativo singular atemático es -i.
Nominativo plural del artículo y del pronombre demostrativo (toi), (tai), (toutoi), (tautai) en lugar del ático/koiné (hoi), (hai), (houtoi), (hautai). Desinencia de la tercera persona del plural del aoristo atemático -n, no -san, ej.