atelana

atelana

(Del lat. atellana.)
adj / s. f. TEATRO Se refiere a la obra teatral latina que era breve y cómica.

atelana

 
adj.-f. lit. Díc. de una pieza cómica semejante al entremés o sainete.
Ejemplos ?
C., pero los habitantes oscos de Campania posteriormente desarrollaron una tradición de farsas, parodias y sátiras, influenciados por los modelos griegos tardíos, que se hicieron populares en Roma también durante este siglo. Este género se conoce como farsa atelana, siendo Atella una ciudad de Campania.
La farsa atelana introdujo una serie de personajes tipo como Maccus y Bucco en la comedia latina; incluso en la antigüedad, se pensaba que eran los antepasados de los personajes que se encuentran en Plauto, y tal vez distantes de las de la comedia del arte.
Eran espectáculos itinerantes. Al igual que en la fábula atelana, se contaba con un repertorio de personajes fijos, pero más amplio.
Como la Commedia dell'arte, la fábula atelana se basaba en un repertorio fijo de personajes tipo que simbolizaban los aspectos humanos.
Como figura teatral, se le ha relacionado como síntesis de varios personajes de la farsa atelana, el "Maccus", Maccus imitaba el cacareo de las aves de corral y andaba como los polluelos, de ahí que se le llamase «Pullus gallinaceus».
El etruscólogo Alain Hus, partiendo de una pintura en la Tumba de los Augures de Tarquinia, propuso el origen de Polichinela a partir del «Pannuceatus» de la comedia atelana.
Como figura teatral, se le ha relacionado con algunos personajes de la farsa atelana, el "Maccus", el "Dossennus" jorobado, el "Papus" comilón y el torpe "Bucco".
Sus tipos más populares son Pantaleón, Il Dottore y Tartaglia, y suele incluirse también al Capitán. El prototipo del viejo bufón parece emanar del «senex» de la Comedia latina (Plauto y Terencio), el "Papus" de la farsa atelana.
Tito Livio la menciona en la Ab urbe condita (VII), y la distingue claramente del género fescennino de intercambios mordaces y licenciosos a partir del momento en que su aplicación se extiende a las personalidades políticas y se puede hablar de sátira política. La atelana o farsa atelana (de la ciudad osca de Atela, en Campania) es una forma más institucional de la satura.
"Pues unos comediantes, dijo, había comprado, pero preferí que una Atelana hicieran, y al flautista mío le ordené en latín cantar".