atavismo


Búsquedas relacionadas con atavismo: atavico

atavismo

(Del lat. atavus, tatarabuelo.)
1. s. m. BIOLOGÍA Reaparición en un descendiente de caracteres que se habían manifestado en un antepasado y que en posteriores generaciones no habían aparecido.
2. Tendencia a imitar o mantener formas de vida o costumbres ancestrales.

atavismo

 
m. Fenómeno de herencia discontinua, por el cual un descendiente presenta caracteres de un antepasado que no se ofrecen en las generaciones intermedias.
Vuelta a un tipo más primitivo.
Traducciones

atavismo

atavisme

atavismo

atavism

atavismo

atavismo

atavismo

Atavismus

atavismo

atavisme

atavismo

atavismo

atavismo

atawizm

atavismo

אטביזם

atavismo

隔世遺伝

atavismo

atavism

atavismo

SMatavism

atavismo

m. atavism, inherited trait from remote ancestors.
Ejemplos ?
Por atavismo griego o por fenicia influencia, siempre he sentido en mí ansia de navegar, y Jasón me ha legado su sublime experiencia y el sentir en mi vida los misterios del mar.
Reclamo el derecho de ser incorrecto, incivilizado, shocking; de hacer lo que me dé la gana, ¿estás?, o lo que llevo en las venas por atavismo...
En tinas cuantas semanas se ha despertado el atavismo europeo, la riqueza acumulada por los negociantes se transforma en armas de guerra y aparece ésta en condiciones que en Europa misma serían impracticables.
¿Por qué ese respeto religioso por la Constitución? Me parece descubrir en ese afán inmutable, un caso de atavismo. Los pueblos temen tocarlas después de haberlas arrancado a los poderosos y a los fuertes, pero si dentro de nuestras preocupaciones más pequeñas, no hacemos nada concreto sin reverlo, sin perfeccionarlo, sino redactamos un simple artículo, sin darles dos o tres o más lecturas ¿por qué los pueblos no han de hacer lo mismo?.
Y por siembras y apriscos divaga con su padre, que duda de serlo; y el infame la injuria y estraga y la triste se obstina en quererlo. Llena está de pasión y de bruma, tiene ley en un torpe atavismo, y es el cierzo del mal una pluma...
-me preguntó el médico rancio y anticuado, de quien se burlaban sus jóvenes colegas-. ¿No le parecen mojigangas esas pretendidas leyes de la herencia, del atavismo y demás?
Todo el salvajismo de la raza retemblaba en sus nervios y se revolvía en su sangre. El atavismo del camino, del bosque, de la vida merodeadora y ambulante, resplandecía en ella.
Y mire; si es cierto que algo queda en las costumbres del país, del atavismo indígena, esencialmente matufiador, -eso sí-, su mismo enojo me llena de gozo, a mí, tan amigo de esta tierra como cualquier hijo de ella; porque el pecador que se rebela contra su pecado está muy cerca de la conversión...
Mi primer acto fue vencer el temor. Aquel miedo a lo desconocido que llevamos todos como un atavismo de las cavernas. Pero, además un miedo alimentado por prejuicios colectivos, que todos ayudamos a construir y a los que no son ajenos los medios de comunicación, que ponen el acento en los rasgos feos y violentos de los barrios marginales, de todas partes.
Y también se ocupan de política, enrolados todos en un mismo partido, al éxito del cual contribuirán irresistiblemente, peleadores como son, por atavismo, mientras las elecciones se hagan a tiros y tajos.
Yo obedezco, Fuensanta, al atavismo de aquel alto querer, te llamo hermana, fiel a mi bautismo sólo te ruego en mi amoroso mal con la prez lauretana.
Honradamente es mi deber decirle a usted que la herencia y la vida que usted ha llevado me hacen temer por su porvenir en caso de que usted no cambie de régimen. Hay en usted un doble atavismo, caso curioso, de impulsivos inconscientes casi, y de cerebrales unificados.