Ejemplos ?
Como ya se ha visto, los cartones de Goya muchas veces recurren a representar la vida popular en Madrid, y también muestran el paulatino afrancesamiento de la ciudad, al ataviarse y adoptar costumbres del vecino país.
Los aristócratas encumbrados quieren ser como los majos, verse como ellos e incluso llegan a ataviarse con ropas de majos para participar de sus fiestas.
Nos causa extrañeza hoy el travestismo - escribía un maestro en el períodico colegial castalia en 1956 -, nuestras muchachas abandonan sus delicados y peculiares trajes femeninos, para ataviarse con el remedo de pantalón.
Aún que los informantes nahuas insisten en señalar la tendencia huasteca hacia la desnudez, las narraciones del siglo XVI nos los presentan como un pueblo que gustaba de ataviarse de forma muy variada con elegante joyería elaborada con conchas y caracoles, que se combinaban con ornamentos de oro y finas plumas.
Los disfraces más representativos de la localidad son los típicos "mascarones", que consisten en ataviarse con ropa vieja ocultando el cuerpo, método de disfraz ya más tradicional y en desuso.
El amplio recorrido de las carrozas el día de la Romería suele ser seguido por todos los romeros que acompañan las carrozas, ya sea a pie o a lomos de un caballo o burro. En cuanto a estos suelen ataviarse con las típicas caídas.
Es un acto en el que se realizan una serie de actuaciones de baile por parte de los comisionados de las comisiones que lo deseen regidos por la federación de las Hogueras y en el que las candidatas se lucen con el traje de noche llevado en la gala del puerto o con siempre que sea largo y tras esto hacen un desfile las bellezas y damas de el presente año de cada distrito para dar tiempo a las candidatas a ataviarse con el trajo de novia alicantina para subir al escenario con el en un segundo desfile y por último salir todas juntas ya que antes lo hicieron de una en una y conocer el secreto mejor guardado de la noche...
En Canarias, las romerías son las fiestas más importantes de cada pueblo. La gente suele ataviarse de mago, con la vestimenta tradicional canaria, que varía según la isla o zona.
El traslado de la reina Juno a Roma fue confiado a un grupo de hombres seleccionados de entre todo el ejército, que después de realizar sus abluciones y ataviarse con vestiduras blancas, entraron reverentemente en el templo y pusieron sus manos en la estatua con santo temor pues, de acuerdo con la costumbre etrusca, sólo el sacerdote de cierta familia concreta estaba autorizado a tocarla.
Al fin parecióle que la mejor resolución sería ataviarse bien y encaminarse al Ida, por si Zeus, abrasándose en amor, quería dormir a su lado y ella lograba derramar sobre los párpados y el prudente espíritu del dios, dulce y placentero sueño.
Siguió la señora María Inés de Ugarte, cuidando con más esmero el funcionamiento de esta Casa de los niños pobres, con esa tenacidad de labrador que ama a su parcela y vigila el desarrollo de sus plantitas, hasta verlas florecer y ataviarse de racimos, para la satisfacción de las necesidades de la comunidad a la que se pertenece.
uce del alba el resplandor primero, y ya ante el claro tocador se aliña Rosaura, hermosa, presumida niña que el día en ataviarse gasta entero; y, como enamorada de sí propia, en su beldad se ufana y se recrea, y en el cristal luciente que la copia atenta ve el peinado y la presea que más el blanco rostro le hermosea: De frente ora contempla su hermosura, ora entre dos espejos su espalda o su perfil mirar procura, de cerca ya se mira, ya de lejos; y cuanta airosa artística postura y ademán elegante la Trinidad enseña de las Gracias su vanidad ensaya y los apura ante el amigo espejo adulación pidiéndole y consejo.