Ejemplos ?
En el final del xiuhmolpilli —período de 52 años— se temía que los dioses se apartasen de los humanos dejándolos a su suerte, y para evitarlo se celebraban festines en honor de Xiuhtecuhtli y se realizaban sacrificios humanos en los que se inmolaba a un cautivo ataviado con el ropaje del dios tras haberle extraído su corazón.
Al verte con tal pompa ataviado á tí me postro con respeto mudo: con la frente desnuda, y humillado, Occéano inmortal, yo te saludo.
Una vez así ataviado leía a Dante, a Petrarca y a Ovidio y fue entonces en aquellas noches solitarias cuando empieza a dedicarse en cuerpo y alma a la literatura.
Estas batallas continuaron hasta agosto de 1821 cuando Iturbide junto con Juan O'Donojú firmaron los Tratados de Córdoba Finalmente, el 27 de septiembre de 1821, el Ejército Trigarante, cuyo líder era Iturbide entra a la ciudad de México en diferentes rumbos, formando una columna al frente de la cual iba Agustín de Iturbide, ataviado de civil.
Kurt Wagner es un personaje con un alto sentido espiritual: es católico, hecho que no fue muy destacado en los primeros años de su historia, pero que ha adquirido gran relevancia en sus últimas apariciones: incluso ha sido ordenado sacerdote, por lo que es normal verle ataviado con un alzacuellos.
Es uno de los Padres de la Iglesia. Ataviado, en este caso, con rico ropaje litúrgico de obispo bordada en oro, tocado con mitra, también bordada.
En las deposiciones del caso de Marsella se describe a Sade cuando tenía treinta y dos años con «figura agraciada y rostro pleno, de talla mediana, ataviado con un frac gris y calzón de seda color souci, pluma en el sombrero, espada al costado, bastón en la mano».
Es un personaje corrupto hasta la médula pero va ataviado con una vistosa chaqueta de cochero de terciopelo rojo, un sombrero negro y un chaleco de pedrería que apenas logra cubrir la grotesca protuberancia de su barriga.
La década de 1970 fue la de su consagración como estrella; comenzó a actuar ataviado con extravagantes disfraces y otros adornos característicos de la época del glam rock usándolos en conciertos multitudinarios.
De ámbar lleva rica cuera Sobre jubón carmesí Y un manto que reverbera La luz del sol hechicera Con esmeralda y rubí. Déjase ver ataviado Cercano a la regia silla López de Avalos, llamado Por su natural agrado Buen condestable en Castilla.
-«¡Ché!, decía el hijo de un mayordomo francés al hijo del capataz de la estancia, criollito de la misma edad que él, ligeramente ataviado con una bombacha rota y una camisa sin botones, ¡ché!, esta noche pongo mis zapatos en la estufa.
El Madrileño llevó su ferocidad hasta el punto de arrancar algunos pelos de la barba y bigote del muerto y adornar con ellos el escudo de su chambergo. Así ataviado paseó por las calles de Quito y después por las de Lima.