ataja


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

ataja

sustantivo femenino
(Argentina y Bolivia) ataharre, sotacola.
Ejemplos ?
—¡Que te agarra, botija! —¡Va furioso; no se le pongan delante! —¡Ataja, ataja, morado! —¡Déle espuela al mancarrón! —¡Ya se metió en la calle sola!
Agapito Entonces, por si lo pillo, y me atropella Balija para irme más a la fija voy a llevar mi cuchillo. Pues, si me atraviesa el zaino en que ahora anda, y con la tranca me ataja, y volea la anca ahi mesmo le desenvaino...
En el valle infeliz de las tristezas, si la muerte cruel mi paso ataja, ¿porqué me dejarás entre malezas, cubierto con la fúnebre mortaja?
Si el pasmo no les ataja a quien manda batallones, le han de cobrar las raciones para gente nunca vista; pero jamás verá en lista que por hambre hay reserciones.
Salieron de allí, y se encaminaron hacia Nápoles, cuyo pais inundaban los Francese : estos sitiaron aquella capital, la qual debió su defensa á la capacidad del Príncipe de Orange, y al infatigable esfuerzo de Urbina: si se trataba de hacer una salida contra el enemigo, cortarle los víveres, quemarle las máquinas, Urbina siempre al frente de estos ataques, ostigando á los Franceses de noche y de dia, jamás les dexó un momento de reposo: enciéndese una disensión entre Alarcon y los Alemanes, y Urbina con su crédito y persuasiones ataja aquel motín...
Todo a su augusto imperio se sujeta: hasta el vago cometa que del cielo se pierde en lo profundo, o junto al sol tremola tendida al éter la candente cola augurando catástrofes al mundo, en su órbita encerrado le venera: y, si de ella se aparta vagabundo, Dios, con su marlo que en la sombra oculta, lo ataja en la mitad de su carrera, lo prende por la ardiente cabellera, y en los negros espacios lo sepulta.
¿Qué ataja el poderoso vuelo que había tomado la República y que había conducido a la más atrasada de las colonias españolas a la altura de la primera de las naciones hispanoamericanas?
"Yo me traigo mis cuartitos si es que el prado he de comprar, y nombrando dos peritos que lo vayan a tasar." Pero el tío Fabián me ataja diciendo con gran trabajo que su prado es una alhaja..., "que arriba...
Dado el veneno, pues, se determina el viejo a irse de allí en plazo breve, pues urge administrarse medicina antes de que el mortal efecto pruebe; pero lo ataja en su intención Gabrina diciendo que marchar de allí no debe, hasta que, digerido aquel brebaje, se vea por su efecto que trabaje.
No es traje de lujo, por cierto, pero tapa algo los huesos a los pobres animales hambrientos y flacos, y les ataja un poco el frío.
Patente a todos es cuánto aventaja Grifón al de Seleucia en la pelea; tanto que si la lid el rey no ataja la vida acaba el que más débil sea.
Toda esta molestia a veces la ataja un golpe en el cuerpo o un trastorno del alma, y no permite que se sienta, con la presteza; pero todo aquello que, en los que mueren con grave sentimiento quita el sentido, sufriéndolo piadosa y fielmente, acrecienta el mérito de la paciencia, mas no la quita el nombre de pena.