asustar

(redireccionado de asustaban)
También se encuentra en: Sinónimos.

asustar

1. v. tr. y prnl. Dar o provocar miedo los monstruos asustan a los niños. sobresaltar, espantar
2. Hacer que una persona se escandalice se asustó al ver a un drogadicto inconsciente en medio de la acera. escandalizar

asustar

 
tr.-prnl. Dar o causar susto.
Producir desagrado o escándalo.

asustar

(asusˈtaɾ)
verbo transitivo
1. causar sobresalto, miedo, temor El trueno asustó a los niños.
2. causar gran asombro o sorpresa negativa Nos asustan los índices de pobreza en el mundo.

asustar


Participio Pasado: asustado
Gerundio: asustando

Presente Indicativo
yo asusto
tú asustas
Ud./él/ella asusta
nosotros, -as asustamos
vosotros, -as asustáis
Uds./ellos/ellas asustan
Imperfecto
yo asustaba
tú asustabas
Ud./él/ella asustaba
nosotros, -as asustábamos
vosotros, -as asustabais
Uds./ellos/ellas asustaban
Futuro
yo asustaré
tú asustarás
Ud./él/ella asustará
nosotros, -as asustaremos
vosotros, -as asustaréis
Uds./ellos/ellas asustarán
Pretérito
yo asusté
tú asustaste
Ud./él/ella asustó
nosotros, -as asustamos
vosotros, -as asustasteis
Uds./ellos/ellas asustaron
Condicional
yo asustaría
tú asustarías
Ud./él/ella asustaría
nosotros, -as asustaríamos
vosotros, -as asustaríais
Uds./ellos/ellas asustarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo asustara
tú asustaras
Ud./él/ella asustara
nosotros, -as asustáramos
vosotros, -as asustarais
Uds./ellos/ellas asustaran
yo asustase
tú asustases
Ud./él/ella asustase
nosotros, -as asustásemos
vosotros, -as asustaseis
Uds./ellos/ellas asustasen
Presente de Subjuntivo
yo asuste
tú asustes
Ud./él/ella asuste
nosotros, -as asustemos
vosotros, -as asustéis
Uds./ellos/ellas asusten
Futuro de Subjuntivo
yo asustare
tú asustares
Ud./él/ella asustare
nosotros, -as asustáremos
vosotros, -as asustareis
Uds./ellos/ellas asustaren
Imperativo
asusta (tú)
asuste (Ud./él/ella)
asustad (vosotros, -as)
asusten (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había asustado
tú habías asustado
Ud./él/ella había asustado
nosotros, -as habíamos asustado
vosotros, -as habíais asustado
Uds./ellos/ellas habían asustado
Futuro Perfecto
yo habré asustado
tú habrás asustado
Ud./él/ella habrá asustado
nosotros, -as habremos asustado
vosotros, -as habréis asustado
Uds./ellos/ellas habrán asustado
Pretérito Perfecto
yo he asustado
tú has asustado
Ud./él/ella ha asustado
nosotros, -as hemos asustado
vosotros, -as habéis asustado
Uds./ellos/ellas han asustado
Condicional Anterior
yo habría asustado
tú habrías asustado
Ud./él/ella habría asustado
nosotros, -as habríamos asustado
vosotros, -as habríais asustado
Uds./ellos/ellas habrían asustado
Pretérito Anterior
yo hube asustado
tú hubiste asustado
Ud./él/ella hubo asustado
nosotros, -as hubimos asustado
vosotros, -as hubísteis asustado
Uds./ellos/ellas hubieron asustado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya asustado
tú hayas asustado
Ud./él/ella haya asustado
nosotros, -as hayamos asustado
vosotros, -as hayáis asustado
Uds./ellos/ellas hayan asustado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera asustado
tú hubieras asustado
Ud./él/ella hubiera asustado
nosotros, -as hubiéramos asustado
vosotros, -as hubierais asustado
Uds./ellos/ellas hubieran asustado
Presente Continuo
yo estoy asustando
tú estás asustando
Ud./él/ella está asustando
nosotros, -as estamos asustando
vosotros, -as estáis asustando
Uds./ellos/ellas están asustando
Pretérito Continuo
yo estuve asustando
tú estuviste asustando
Ud./él/ella estuvo asustando
nosotros, -as estuvimos asustando
vosotros, -as estuvisteis asustando
Uds./ellos/ellas estuvieron asustando
Imperfecto Continuo
yo estaba asustando
tú estabas asustando
Ud./él/ella estaba asustando
nosotros, -as estábamos asustando
vosotros, -as estabais asustando
Uds./ellos/ellas estaban asustando
Futuro Continuo
yo estaré asustando
tú estarás asustando
Ud./él/ella estará asustando
nosotros, -as estaremos asustando
vosotros, -as estaréis asustando
Uds./ellos/ellas estarán asustando
Condicional Continuo
yo estaría asustando
tú estarías asustando
Ud./él/ella estaría asustando
nosotros, -as estaríamos asustando
vosotros, -as estaríais asustando
Uds./ellos/ellas estarían asustando
Sinónimos

asustar

transitivo y pronominal
1 horrorizar, meter el corazón en un puño, en vilo alma en vilo, helarse la sangre (en las venas), irse la sangre a los talones, espantar, amedrentar, atemorizar, acobardar*, intimidar, aterrorizar, alarmar, inquietar, sobresaltar. animar, envalentonarse, tranquilizar.
«El verbo asustar expresa una acción más pasajera y menos vehemente que el verbo espantar. En el primero entra la idea de la sorpresa, en el segundo la del terror. Nos asustan un tiro, el ruido del trueno, un grito fuerte. Nos espantan un gran peligro, un delito atroz, un suplicio bárbaro. No a todos asustan los mismos hechos; pero lo que espanta ejerce una acción más general.»
José Joaquín de Mora
Traducciones

asustar

scare, frighten, to frighten, alarm, startle

asustar

effrayer

asustar

děsit

asustar

skræmme

asustar

pelästyttää

asustar

prestrašiti

asustar

怖がらせる

asustar

겁을 주다

asustar

bangmaken

asustar

skremme

asustar

assustar

asustar

skrämma

asustar

ทำให้ตกใจ

asustar

korkutmak

asustar

làm sợ hãi

asustar

惊恐

asustar

להפחיד

asustar

A. VT (= causar miedo a) → to frighten, scare; (= espantar) → to alarm, startle
B. (asustarse) VPRto be frightened, get scared
asustarse de algoto be frightened by sth, get alarmed about sth
¡no te asustes!don't be alarmed!
asustarse de hacer algoto be afraid o scared o frightened to do sth

asustar

v. to frighten, to scare;
vr. to become frightened.

asustar

vt to frighten
Ejemplos ?
La maga mayor tenía la varita de las maravillas y con ella había hecho el Arco Iris. Desde entonces se les quitó el miedo a todos los niños que les asustaban las tormentas.
En cuanto a belleza no eran de ¡Jesús! ni de ¡Caramba!; lo que, en buen romance, quiere decir que ni asustaban como el coco, ni embelesaban como Venus.
Una o dos casitas con el rótulo de «Alojamiento para viajeros» eran para mí una tentación; pero no me atrevía a gastar los pocos peniques que me quedaban, y además me asustaban los rostros sospechosos de los vagabundos que encontraba en ellas y pasaba de largo.
No se sabía lo que había sido antes: buhonero, decían unos, banquero en Routot, afirmaban otros. Lo cierto es que hacía, mentalmente, unos cálculos complicados, que asustaban al propio Binet.
El duque, en su juventud había llegado a descargar su miembro dieciocho veces en un mismo día, sin que se lo viera más agotado la última vez que la primera. Siete u ocho veces seguidas no lo asustaban, a pesar de haber cumplido el medio siglo.
Los más monstruosos instrumentos no la asustaban, hasta los prefería, y la continuación de estas memorias nos la presentará tal vez combatiendo valerosamente bajo las banderas de Sodoma como el más intrépido de los bribones.
Aprovechó la ocasión viendo que los animales no se asustaban de ella, y se dirigió adonde estaba; cortó las alas y la cola, enteras y cabales; le arrancó el plumaje; quitóle el resto de la piel y la dividió en dos partes: una se la colocó él mismo a la espalda, y la otra sobre el ombligo y las partes pudendas; colgóse la cola sobre el trasero y las dos alas sobre sus brazos.
l día siguiente lo empecé yendo de nuevo a sumergirme en los baños romanos; después tomé el camino de Highgate. Había salido de mi depresión; ya no me asustaban los trajes raídos ni suspiraba por los bonitos caballos grises.
Tomás seguía eligiendo cuidadosamente su camino a través de aquel bosque traicionero; saltando de un montón de troncos y raíces a otro, apoyando los pies en cualquier precario pero firme montón de tierra; otras veces se movía sigilosamente como un gato, a lo largo de troncos de árboles que yacían por tierra; de cuando en cuando le asustaban los gritos de los patos silvestres, que volaban sobre algún charco solitario.
En este momento el pobre joven, que era un niño aún y que estaba en la edad en que los sentimientos se manifiestan con sencillez, rompió en amargo llanto. -Vamos, bien, se dijo Grandet; sus ojos me asustaban, pero cuando llora, ya está salvado.
Así transcurrió el espacio de tres años; la historia del Mal caballero, que sólo por este nombre se le conocía, comenzaba a pertenecer al exclusivo dominio de las viejas, que en las eternas veladas del invierno las relataban con voz hueca y temerosa a los asombrados chicos: las madres asustaban a los pequeñuelos incorregibles o llorones diciéndoles:, cuando he aquí que no sé si un día o una noche, si caído del cielo o abortado de los profundos, el temido señor apareció efectivamente y, como suele decirse, en carne y hueso, en mitad de sus antiguos vasallos.
Después, cuando TENOCHTÍTLAN, convertida en la noble y leal ciudad de México, se pobló de mujeres blancas y rubias, algunas bellas, pero igual de ignorantes y supersticiosas, al escuchar el llanto de nuestras madrecitas por sus hijos, se asustaban tanto que se encerraban a piedra y lodo en sus recién construidas casas, parecidas a enormes y oscuros castillos.