asturiano


También se encuentra en: Sinónimos.

asturiano, a

1. adj. De Asturias, comunidad autónoma española, o de su lengua.
2. s. Persona natural de Asturias.
3. s. m. LINGÜÍSTICA Variante lingüística del antiguo asturleonés, hablada en Asturias y zonas limítrofes. bable

asturiano, -na

 
adj.-s. De Asturias, región del norte de España.
m. ling. Dialecto que, con otros de Zamora y Salamanca, constituye el grupo leonés.
arte asturiano Arte desarrollado en tierras asturianas entre los ss. VIII y XI, heredero de la tradición romana y visigoda. Destaca Santa María del Naranco, que constituye la mayor obra maestra del arte cristiano anterior a la época románica.
Sinónimos

asturiano

, asturiana
adjetivo y sustantivo
Traducciones

asturiano

Asturian

asturiano

asturien

asturiano

אסטורית

asturiano

/a
A. ADJ & SM/FAsturian
B. SM (Ling) → Asturian
Ejemplos ?
oticia del pintor asturiano Juan Carreño de Miranda, 1870 Origen, carácter y juicio crítico de las Cortes de Castilla, 1871 Historia de la Universidad de Oviedo, 1873 Historia de la enseñanza del Derecho Civil español, 1877, 1880 El Príncipe de Asturias.
Apuntes históricos, 1880 Cartafueyos D'Asturies, 1884 Ara inscripcional de Santa María del Naranco, 1884 Compilación de las leyes y demás disposiciones relativas a la conservación de los objetos artísticos e históricos, 1884 Saber popular: Folklore asturiano, 1884 Reseña histórica de la Sociedad Económica de Amigos del País de Asturias, 1886 Noticias biográficas de D.
Todo esto estaba oyendo Carriazo; el cual, viendo que ya Avendaño estaba acomodado y con oficio en casa, no quiso él quedarse a buenas noches; y más, que consideró el gran gusto que haría a Avendaño si le seguía el humor; y así, dijo al huésped: -Venga el asno, señor huésped, que tan bien sabré yo cinchalle y cargalle, como sabe mi compañero asentar en el libro su mercancía. -Sí -dijo Avendaño-, mi compañero Lope Asturiano servirá de traer agua como un príncipe, y yo le fío.
La recuperación por el pueblo asturiano de la riqueza del bable/asturiano, exige una serie de actuaciones que tengan por objetivo el fomento, la protección, la conservación y el buen uso que respete las diversas modalidades.
Llegóse a él en esto un mozo y díjole al oído: -Galán, si busca bestia cómoda para el oficio de aguador, yo tengo un asno aquí cerca, en un prado, que no le hay mejor ni mayor en la ciudad; y aconséjole que no compre bestia de gitanos, porque, aunque parezcan sanas y buenas, todas son falsas y llenas de dolamas; si quiere comprar la que le conviene, véngase conmigo y calle la boca. Creyóle el Asturiano y díjole que guiase adonde estaba el asno que tanto encarecía.
El Consejo de Gobierno del Principado, que ha asumido la dirección y coordinación de las actividades relacionadas con el bable/asturiano, ha ido estableciendo medidas de promoción del mismo, especialmente en los campos de la enseñanza y en otros sectores institucionales.
O ya fuese por esto, o porque la suerte así lo ordenase, en un paso estrecho, al bajar de la cuesta, encontró con un asno de un aguador que subía cargado; y, como él descendía y su asno era gallardo, bien dispuesto y poco trabajado, tal encuentro dio al cansado y flaco que subía, que dio con él en el suelo; y, por haberse quebrado los cántaros, se derramó también el agua, por cuya desgracia el aguador antiguo, despechado y lleno de cólera, arremetió al aguador moderno, que aún se estaba caballero; y, antes que se desenvolviese y hubiese apeado, le había pegado y asentado una docena de palos tales, que no le supieron bien al Asturiano.
Llegó el alguacil, apartó la gente, entregó a sus corchetes al Asturiano, y antecogiendo a su asno y al herido sobre el suyo, dio con ellos en la cárcel, acompañado de tanta gente y de tantos muchachos que le seguían, que apenas podía hender por las calles.
En resolución, dentro de quince días estuvo fuera de peligro el herido, y a los veinte declaró el cirujano que estaba del todo sano; y ya en este tiempo había dado traza Tomás cómo le viniesen cincuenta escudos de Sevilla, y, sacándolos él de su seno, se los entregó al huésped con cartas y cédula fingida de su amo; y, como al huésped le iba poco en averiguar la verdad de aquella correspondencia, cogía el dinero, que por ser en escudos de oro le alegraba mucho. Por seis ducados se apartó de la querella el herido; en diez, y en el asno y las costas, sentenciaron al Asturiano.
Juan), natural de Santiago, aunque algunos le prohijan Asturiano; fué de noble extracción, gran Letrado y Dean de Sevilla: en 1484 le enviaron los Reyes Católicos, con D.
Ellas, que se vieron responder tan acerbamente, y tan fuera de aquello que primero se imaginaron, temieron la furia del Asturiano; y, defraudadas sus esperanzas y borrados sus designios, se volvieron tristes y malaventuradas a sus lechos; aunque, antes de apartarse de la puerta, dijo la Argüello, poniendo los hocicos por el agujero de la llave: -No es la miel para la boca del asno.
Un muchacho asturiano, que fue a quien le hicieron la pregunta, respondió que el oficio era descansado y de que no se pagaba alcabala, y que algunos días salía con cinco y con seis reales de ganancia, con que comía y bebía y triunfaba como cuerpo de rey, libre de buscar amo a quien dar fianzas y seguro de comer a la hora que quisiese, pues a todas lo hallaba en el más mínimo bodegón de toda la ciudad.