astrología

astrología

(Del gr. astrologia.)
s. f. OCULTISMO Ciencia cultivada con el propósito de estudiar cómo influye la posición de los astros en los seres humanos y de pronosticar el futuro mediante su análisis.

astrología

 
f. Ciencia que pretende conocer y estudiar la influencia de los astros en el destino de los hombres y pronosticar, por la posición y aspecto de aquellos, los sucesos terrestres.

astrología

(astɾolo'xia)
sustantivo femenino
estudio de la ubicación y el movimiento de los cuerpos celestes como una forma de descifrar el destino del hombre La astrología intenta predecir hechos futuros.
Traducciones

astrología

Astrologie

astrología

astrology

astrología

astrologie

astrología

stjörnuspeki

astrología

astrologie

astrología

astrologi

astrología

astrologia

astrología

astrologija

astrología

占星術

astrología

점성술

astrología

astrologie

astrología

astrologi

astrología

astrologia

astrología

astrologia

astrología

astrologi

astrología

โหราศาสตร์

astrología

astroloji

astrología

chiêm tinh học

astrología

占星术

astrología

Астрология

astrología

SFastrology
Ejemplos ?
Este lenguaje estaba compuesto de símbolos tradicionales empleados hoy corrientemente en astronomía, y en alquimia, astrología, y otras artes equívocas en la antigüedad -símbolos del sol, de la luna, de los planetas, aspectos de los astros y signos del zodíaco-, y aparecían agrupados en frases y apartes como nuestros párrafos, lo que daba la impresión de que cada símbolo correspondía a una letra de nuestro alfabeto.
Sabía Garfiñanto astrología, mas no pronosticaba; que decía que el cielo gobernaba una sola virtud que le movía, a cuya voluntad está sujeto cuanto crió, que todo fué perfeto.
Magia LA magia es una ciencia mucho mas plausible, que la astrología y que la doctrina de los genios. Desde que se principió a pensar que había en el hombre un ser enteramente distinto de la máquina, y que el entendimiento subsiste después de la muerte, se concedió a este entendimiento un cuerpo delicado, sutil, acreo y semejante al cuerpo en que estaba alojado.
A la vista tengo un libro de 700 páginas en 4to, impreso en Lima por los años de 1660, y del que es autor Juan de Figueroa, familiar del Santo Oficio de la Inquisición, veinticuatro de Potosí y tesorero de la Casa de Moneda de esta ciudad de los Reyes, quien dedicó su abultada obra al virrey conde de Alba de Aliste. Titúlase el libróte: La Astrología en la medicina.
Mas yo inventé una quimera que es la que más me ha valido; y es que yo mesma13 he fingido que soy tan grande hechicera, que sé el punto donde estriba la fortuna, y que comprehendo la astrología, mintiendo aun de las tejas arriba.
Otros escriben que éste era astrólogo y que lo advirtió por una dirección de su nacimiento de César. Para conmigo muy desautorizado crédito tiene la astrología judiciaria.
II La Astrología médica tuvo también sus impugnadores, y el más enérgico fué don Juan Jerónimo Navarro, médico valenciano que, con el título Disertación astronómica publicó, en Lima, un interesante opúsculo, impreso en 1645.
Con evidencia probó esto, y sin respuesta, después de otros muchos doctos y religiosos escritores, Sixto ab Hemminga Frisio, en su libro, cuyo título es Astrologiae, ratione et experientia refutatae, demostrándolo en treinta nacimientos de treinta príncipes, reyes, emperadores y pontífices, cuyas vidas y muertes fueron ejemplo de sumas fortunas y miserias, observadas por Cipriano Leovicio, Jerónimo Cardano, Lucas Gáurico, grandes maestros de la astrología judiciaria.
No ignoro muchos casos extraños que se refieren de la astrología; mas como son en el mundo más antiguos los embusteros que los astrólogos, y en todo tiempo hubo credulidad y ignorancia y mentirosos, yo retraigo a la duda la calificación destos cuentos.
Quien tuviese la desgracia de engendrar un muchacho, estando Venus, Marte, Saturno y Mercurio en determinada posición, no debía culpar más que á su ignorancia en Astrología, si el mamón resultaba (lo que no podía marrar, según Figueroa) con joroba, seis dedos en la mano, como diz que los tuvo Ana Bolena, ú otro desperfecto.
Yo sé que la primacía tienes de cuantos ha habido que la ciencia han aprendido15 de magia y astrología; y si acaso haces por mí lo que espero, te prometo que galardón y secreto tengas.
El boticario, contestando al traslado, puso al querellante de camueso y farfullero que no había por dónde cogerlo; y lo peor es que con el manipulador de pildoras, ungüentos y jaropes hicieron causa común los demás del gremio, entusiastas creyentes en la Astrología y sus maravillas, á pesar de que ya empezaba á popularizarse la redondilla que dice: El mentir de las estrellas es muy seguro mentir, porque ninguno ha de ir á preguntárselo á ellas, redondilla que, en nuestro siglo, ha sido reemplazada con esta otra de autor anónimo: Sobre microbios mentir, es mentir de gente sabia, pues se llega á conseguir dejar á todos en Babia.