asqueroso


También se encuentra en: Sinónimos.

asqueroso, a

1. adj. Que causa asco por estar muy sucio el suelo de la sala quedó asqueroso después de la fiesta. repugnante
2. despectivo Que es repelente o soez es un asqueroso que disfruta escandalizándonos. grosero
3. Que es propenso a sentir asco por cualquier cosa no la lleves a ese antro, con lo asquerosa que es le dará un patatús.

asqueroso, -sa

 
adj. Que causa asco.
Que tiene asco.
Propenso a tenerlo.

asqueroso, -sa

(aske'ɾoso, -sa)
abreviación
que provoca repulsión video asqueroso

asqueroso, -sa

(askeˈɾoso, -sa)
abreviación
que repugna y produce una sensación desagradable un sabor asqueroso

asqueroso, -sa

(aske'ɾoso, -sa)
abreviación
que provoca repulsión video asqueroso

asqueroso, -sa

(askeˈɾoso, -sa)
abreviación
que repugna y produce una sensación desagradable un sabor asqueroso
Sinónimos

asqueroso

, asquerosa
Traducciones

asqueroso

fastigós

asqueroso

eklig

asqueroso

מגעיל

asqueroso

ADJ
1. (= repugnante) → disgusting, revolting; [condición] → squalid; (= sucio) → filthy
2. (= de gusto delicado) → squeamish

asqueroso -sa

adj (nauseabundo) nauseating
Ejemplos ?
Curval se ríe de ella, acerca su gran trasero asqueroso y sucio a la encantadora carita, y nos da la idea de un sapo que va a marchitar una rosa.
Todos me veían con rareza y comentaban sobre mi fealdad. Gracias a que me habían vestido con escamas, se había amortiguado el asqueroso aspecto de mi piel, tan lisa como un baboso.
A propósito: criticad los manjares, sobre todo aquel engrudo llamado crema, de que no saben salir en todo el año; aquella execrable mostaza hecha a fuerza de vinagre; aquel cocido insípido y asqueroso, y, lo que es peor, aquel sacar los mozos los cubiertos del bolsillo, donde los tienen confundidos con las puntas de los cigarros o donde participan de elementos aún peores.
Lo primero que lamenta un hombre honrado en Mabille, al ver aquellas beldades, hez de la sociedad, verdaderos sepulcros blanqueados, entregarse a los más repugnantes alardes de impudor, entre las frenéticas dislocaciones del obsceno cancán, es que a tanto y tan asqueroso vicio se haya erigido un templo tan hermoso; y como consecuencia de tan oportuna lamentación, échase uno a considerar lo que aquello sería y el apacible deleite que ofreciera si, en lugar de las turbas de impúdicas artificiales bellezas que se subastan allí, haciendo, para lograrlos mejor, una repugnante gimnasia, lo poblaran mujeres honradas y de buena educación.
Hay crimen, según la ordenanza, en no defender y ayudar al buque capitán y en abandonar el combate sin orden superior ni causa justificativa alguna; crimen en no defender al hermano empeñado en defender el honor de la madre ultrajada, y crimen asqueroso y execrable en correr perseguido por dos de los bandidos de la cuadrilla, cuya comparación te hice al principio, y que ultimaba a su presencia a los seres queridos encerrados en lo único que era la esperanza del país en esta guerra.
(Tiene que estar. La vecina lo dijo) ASQUEROSO CRIMINAL QUE VIOLA A SU PROPIA MADRE. EL ÚLTIMO GRITO DE LA, MODA ES LLEVAR LA BOCA TAPADA, ESTILO ORIENTAL ESTIMABLE Y ORIGINAL COLECCIÓN DE ROPA INTERIOR, ÚNICA EN EL MUNDO, TIENE LA DESTACADA DAMA DE NUESTRA ALTA SOCIEDAD: DOÑA BEATA ABURRU DE LOS ALTOS MONTES Y DEL VALLE DE LAS LOMAS.
(Señor, tú que sufriste y penaste por nosotros, ayúdame, No permitas que del horrible y asqueroso pecado que anoche cometí, vaya a nacer un niño.
-y de pronto, saltando como si el espadín que abajo consumaba la ejecución del asqueroso bicho le hubiese atravesado a él los riñones, exclamó-: ¡Caramillo!
Allí encontrarás a Dionisio el tirano, verdugo de la libertad, de la justicia, de las leyes; ávido del poder, hasta después de la lecciones de Platón; de la vida, hasta después del destierro: entregará unos a las llamas, otros a las varas: hará decapitar a aquellos por la menor ofensa; llamará a su lecho a los hombres y a las mujeres, y en medio del asqueroso rebaño preparado para las regias intemperancias, le parecerá poco desempeñar dos papeles a la vez.
El escolar de Salerno se arrodilla, saca de su pantalón un trapo negro y arrugado que sacude con énfasis, la Fournier le pega su asqueroso gran trasero sobre la boca, empuja, el médico bebe, algún pedazo de excremento se mezcla sin duda con el líquido, todo es tragado, el libertino descarga y cae de espaldas, borracho perdido.
Quiere ser esposo de mujeres, aunque se oponga Venus, y para simular imaginarios besos les babea y lastima con su asqueroso hocico.
aguardar a que el momento llegue de hendirle el malvado cráneo, de arrancarle las garras nacionicidas y desbaratarle a puntapiés el negro, el asqueroso corazón.