asna


Búsquedas relacionadas con asna: asana

asna

 
f. Hembra del asno.
pl. Costaneras (maderos).
Ejemplos ?
14 Y halló Jesús un asnillo, y se sentó sobre él, como está escrito: 15 No temas, hija de Sión: he aquí tu Rey viene, sentado sobre un pollino de asna.
Los mulasnos son casos muy raros; sin embargo, en El origen de las especies mediante la selección natural (1859), Charles Darwin indica el caso de un mulasno que había aparentemente producido un triple híbrido con una yegua. Por lo general, es común que se emparejen una cebra macho con una asna y tengan éxito en procrear un híbrido.
La nueva esposa del emperador era conocida por su belleza y su coquetería, llegando a implantar nuevos métodos de belleza, como baños en leche de asna para mantener la tersura y blancura de su piel.
Jesús, habiendo encontrado un borriquillo, se montó en él, según está escrito: 15. No temas, hija de Sión; mira que viene tu Rey montado en un pollino de asna.
diciéndoles: Id al pueblo que está enfrente de vosotros, y enseguida encontraréis una asna atada y un pollino con ella; desatadlos y traédmelos.
Fueron, pues, los discípulos e hicieron como Jesús les había encargado: 21.7. trajeron el asna y el pollino. Luego pusieron sobre ellos sus mantos, y él se sentó encima.
El primer preámbulo es la historia: y será aquí cómo desde Nazaret salieron nuestra Señora grávida quasi de nueve meses, como se puede meditar píamente asentada en una asna, y Joseph y una ancila, levando un buey, para ir a Bethlém, a pagar el tributo que César echó en todas aquellas tierras, núm.
¿Cuál era la verdad? Y en su interior se alzaba la figura del Rabí cuando entró en la santa ciudad, caballero en el asna pacífica.
27 Y viendo el asna al ángel de Jehová, echóse debajo de Balaam: y enojóse Balaam, é hirió al asna con el palo. 28 Entonces Jehová abrió la boca al asna, la cual dijo á Balaam: ¿Qué te he hecho, que me has herido estas tres veces?
Mira tu proceder en el valle, conoce lo que has hecho, dromedaria ligera que frecuentas sus carreras; 24 Asna montés acostumbrada al desierto, que respira como quiere; ¿de su ocasión quién la detendrá?
29 Y Balaam respondió al asna: Porque te has burlado de mí: ¡ojalá tuviera espada en mi mano, que ahora te mataría! 30 Y el asna dijo á Balaam: ¿No soy yo tu asna?
Mateo 21 1 Y COMO se acercaron á Jerusalem, y vinieron á Bethfagé, al monte de las Olivas, entonces Jesús envió dos discípulos, 2 Diciéndoles: Id á la aldea que está delante de vosotros, y luego hallaréis una asna atada, y un pollino con ella: desatad la, y traédme los.