asistentes


También se encuentra en: Sinónimos.
Sinónimos

asistentes

sustantivo masculino plural
Traducciones

asistentes

present
Ejemplos ?
95, título X. Art. 56. El Consejo de Estado tendrá consultores, asistentes y abogados del Consejo. Art. 57. Los proyectos de leyes civiles y criminales y los reglamentos generales de administración pública serán examinados y extendidos por el Consejo de Estado.
Todos los asistentes prorrumpieron en vítores, la banda de la guardia salió a tocar por las calles, las campanas fueron echadas al vuelo, y las pasteleras quitaron los crespones que cubrían sus tortas, pues reinaba general alegría.
La reforma de 1994 de la Constitución incluía esto como obligación del Congreso, en realidad ahí estuvimos un poquito lerdos los constituyentes, debo decirlo, porque muchos éramos legisladores y sabíamos que era imposible que el Parlamento – y por favor, esto no es ningún ataque al Parlamento – simplemente por la magnitud de la tarea que se pudiera hacer desde un cuerpo legislativo, es imposible, esto requiere de cuerpos ejecutivos y además de una sistematización y de un equipo de juristas, de asistentes, de técnicos que excede con amplitud las posibilidades que tiene el Parlamento.
Con alto seso cautelaron ésta Bruto y Casio, pues su ejecución la trataban solamente personas forzosamente asistentes al príncipe, que ni se pudiesen extrañar ni excluir, para que no tuviese que maliciar la sospecha.
Con ese fin, cada Parte procurará lo siguiente: :a) idear y aplicar programas eficaces de promoción del abandono del consumo de tabaco en lugares tales como instituciones docentes, unidades de salud, lugares de trabajo y entornos deportivos; :b) incorporar el diagnóstico y el tratamiento de la dependencia del tabaco y servicios de asesoramiento sobre el abandono del tabaco en programas, planes y estrategias nacionales de salud y educación, con la participación de profesionales de la salud, trabajadores comunitarios y asistentes sociales...
Los diputados de la Junta de Representantes, al igual que, a su hora, los miembros de la Asamblea General Legislativa y Constituyente del Estado, fueron elegidos siempre “entre gallos y media noche”, en comicios paupérrimos por la clase y número de votantes concurridos a la elección primaria (¡no pasaron de doscientos los asistentes a la elección del colegio que designó los ocho representantes de Montevideo a la Constituyente!) y, por lo general, en actos más pobres todavía, por la capacidad selectiva de los electores en segundo y último grado.
Por razones de economía, podría contestárseme, pero niego valor a tal respuesta, pensando que precisamente es característica de la Junta de Representantes la generosidad en aplicaciones del dinero público, y baste como prueba, el hecho de que la misma sancionó un presupuesto de $150.000 (sin contar gastos militares) para el año 1827, estando totalmente exhausto el tesoro del Estado, o este otro pequeño pero sugeridor: el 9 de febrero de 1826, o sea en los mismos días de la reducción y siendo doce o trece los diputados asistentes a la “Sala”, ésta dispuso la regularización de sus oficinas nombrando y rentando nueve empleados además del secretario.
Si transcurrida una hora a la fijada en la convocatoria y no hubiera el quórum requerido, el Secretario o quien haga sus veces levantará un acta en que conste tal circunstancia, así como el número, nombre y porcentaje de participación de los asistentes a la Asamblea de Propietarios.
B) Invariablemente, para la exclusión de socios, el régimen de voto será el de un voto por socio y el acuerdo deberá ser del 75% de los votos asistentes a la Asamblea; VIII.
Los acuerdos serán tomados por mayoría de votos de los miembros presentes; de cada sesión se levantará acta circunstanciada misma que será firmada por los asistentes e inscrita en el Registro.
Dice el comentador de la esquela que, como de costumbre, se comió el 15 de Agosto en palacio á las cinco de la tarde; que la familia se levantó de la mesa á las seis, trasladándose al salón de ceremonia, donde damas y caballeros de lo más empingorotado de la ciudad esperaban á los novios; que pa- saron los asistentes á la capilla de palacio...
En caso de no celebrarse una sesión por la inasistencia de alguno de ellos, el Secretario General citará nuevamente para celebrarse dentro de los tres días hábiles siguientes, llevándola a cabo con los que asistan, y se tendrán por conformes los miembros no asistentes con las resoluciones o acuerdos que se tomen en ella.