asistente


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con asistente: asistente social

asistente

1. adj. Se aplica a la persona que asiste a otra u otras.
2. Que está presente en un lugar. presente
3. s. m. MILITAR Soldado destinado al servicio personal de un oficial.
4. asistente social OFICIOS Y PROFESIONES Profesional de la asistencia social. trabajador social

asistente

 
adj.-com. Persona que asiste o que está presente.

asistente

(asisˈtente)
sustantivo
1. persona que está en un lugar o evento Los asistentes del congreso trabajaban desde temprano.
2. persona que ayuda a un superior El asistente del director nos recibió.
3. militar soldado que asiste a un general El asistente reservó el vuelo del general.
4. deporte árbitro auxiliar que observa el partido desde los laterales El asistente marcó una falta.
professions profesional en desarrollo del bienestar social El asistente social hizo un censo de la población aborigen.
Sinónimos

asistente

cosustantivo masculino
1 ayudante, compañero*, compinche (col.), acólito (irón.).
Traducciones

asistente

Assistent

asistente

adjoint

asistente

assistente

asistente

SMF
1. (= ayudante) → assistant (Mil) → orderly (Andes) (= criado) → servant
asistente socialsocial worker
2. los asistentes (= presentes) → those present

asistente

m., f. attendant, assistant.

asistente

mf assistant, aide; — médico medical assistant
Ejemplos ?
Desde que la Unión Soviética suministra la mayoría del equipamiento militar a Vietnam del Norte, el Secretario de Estado Rogers, mi asistente para los asuntos de seguridad Nacional, Dr Kissinger, el Embajador Lodge y yo personalmente, nos hemos reunido en varias ocasiones con representantes del Gobierno Soviético para intentar iniciar un proceso de Paz.
El clarín tocó tres veces llamada de honor y al apagarse la última nota, al llegar el general en jefe al dintel de la puerta, de tal manera más alevosa, más cobarde, más villana, a quemarropa, sin dar tiempo para empuñar ni las pistolas, los soldados que presentaban armas descargaron dos veces sus fusiles, y nuestro general Zapata cayó para no levantarse más. Su fiel asistente, Agustín Cortés, moría al mismo tiempo.
Tomado de los textos originales que reposan en el Archivo Histórico de El Oro, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo El Oro, el 30 de enero del 2015 y del Compedio de Información Socio-Económica de las provincias del Ecuador, Oficina de los Censos Nacionales. Transcrito para su versión digital por Amparito Espinoza Rojas, asistente administrativa del Archivo Histórico de El Oro.
EDWIN VELAZQUEZ : Artista plástico, gestor cultural y actual editor / bloguero de Puerto Rico Art News En los pasados años se ha desempeñado como profesional de las artes plásticas en Puerto Rico en las facetas de guía de museo, especialista en el diseño y montaje de exposiciones, asistente de director de galerías, consultor en arte, coordinador y/o curador de algunos eventos o exposiciones, director taller de impresión de serigrafías, enmarcador de cuadros, técnico de embalaje para obras de arte para instituciones públicas y privadas.
MUÑOZ Más veloz que un caballo a Tacón vi subir esa calle arriba, y que hacia a las casas iba del asistente; advertí seguirle, y de su cuidado le pregunté la ocasión, y con notable aflicción me contó cómo había estado por su mal esta mañana en casa de Celestina, y que la vieja malina, que siempre a hacer mal se allana, no contenta con la joya que en tu casa le quitó, 151 segunda vez se la armó con una nueva tramoya.
Algún vecino de bue- na alma, á fin de aplacarlo, le daba unos maravedises de limos- na, y entonces el pedigüeño colocaba en el suelo la imagen del santo, bailaba alrededor de ella, y decía:— «Yo me llamo Juan Ajenjos, natural de Córdoba, y no soy el Tío C...alzonefi que decís.» Pues Alonso Alvarez tuvo la fatal ocurrencia de poner ese propio mal nombre, nada menos que al Asistente de Sevilla don Bernardino de Avellaneda, señor de Casti'illo.
Cimde entre el vulgo, llega á oídos del Asistente, y jura su señoría que el malandrín poeta le ha de pagar caro la injuria. Promuévele un altercado en la calle; ordena á los alguaciles que lo lleven á la cárcel, por desacato á la autoridad; pono, el amenazado pies en polvorosa; le sacan de Santa Ana, donde había tomado iglesia; enciérranle en un calabozo, y tras darle el Asistente tres horas para encomendarse á Dios, le cuelga, sin más pro- ceso, de la horca.
Tomado de los textos originales que reposan en el Archivo Histórico de El Oro, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo El Oro, el 27 de enero del 2015. Transcrito para su versión digital por Amparito Espinoza Rojas, asistente administrativa del Archivo Histórico de El Oro.
Tomado de los textos originales que reposan en el Archivo Histórico de El Oro, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo El Oro, el 26 de enero del 2015. Transcrito para su versión digital por Amparito Espinoza Rojas, asistente administrativa del Archivo Histórico de El Oro.
En esta audiencia de Sevilla se experimentan grandes inconvenientes de la división de asistente, que es la cabeza de la justicia ordinaria, y el regente, que lo es de la audiencia.
En efeto, todo era confusión, gritos y juramentos, sin llevar modo de apaciguarse, ni se apaciguaran si al instante no entrara en el aposento el teniente de asistente, que, viniendo a visitar aquella posada, las voces le llevaron adonde era la grita.
Baste decir que comenzó a notarse tal bullicio en el templo, que el asistente se puso en pie y los alguaciles entraron a imponer silencio confundiéndose entre las apiadas olas de la multitud.