asegurador

asegurador, a

1. adj. Que asegura.
2. adj./ s. OFICIOS Y PROFESIONES Se refiere a la persona o empresa que asegura riesgos ajenos.

asegurador -ra

 
adj.-s. Que asegura.
Persona o empresa que asegura riesgos ajenos.
Traducciones

asegurador

insurer, underwriter

asegurador

assureur

asegurador

assicuratore

asegurador

Versicherer

asegurador

verzekeraar

asegurador

ubezpieczyciel

asegurador

застраховател

asegurador

pojistitel

asegurador

A. ADJinsurance antes de s
B. SM/Finsurer
asegurador indirectounderwriter
Ejemplos ?
Si el conciliador no pusiere en conocimiento del asegurador la declaración de concurso mercantil dentro del plazo de treinta días naturales desde su fecha, el contrato de seguro se tendrá por rescindido desde ésta.
Contrato de construcción, en los términos de esta Ley; II. Dejación válidamente aceptada por el asegurador; III. Buena presa calificada por tribunal competente, conforme al derecho internacional; IV.
Cuando los contratos de seguros de vida han entrado en una sucursal de una compañía de seguros establecida en un país que se convirtió posteriormente en un país enemigo, el contrato, a falta de estipulación en contrario en el propio contrato, se regirá por la legislación local, pero el asegurador tendrá derecho a exigir del asegurado o sus representantes, la restitución de las sumas pagadas por la siniestralidad o forzada por las medidas adoptadas durante la guerra, si la formación o la ejecución de estos créditos no estaba de acuerdo con los términos del propio contrato o no estaba en consonancia con las leyes o los tratados existentes en el momento en que fue celebrado.
Artículo 188.- El contrato de seguro marítimo es consensual, se perfecciona con la aceptación que haga el asegurador de la solicitud hecha por el contratante.
Artículo 190.- Además de los riesgos señalados en el artículo anterior, el asegurador estará obligado a indemnizar en los términos previstos por esta Ley, la contribución del asegurado: I.
Ningún contrato de seguro marítimo, con una persona asegurada que posteriormente se convirtió en un enemigo, se considerará para cubrir las pérdidas debido a la acción de guerra de la potencia de que el asegurador era ciudadano o de las potencias aliadas o asociadas.
El asegurador estará además obligado a indemnizar los gastos incurridos por el asegurado con el fin de evitar que el objeto asegurado sufriera un daño o para disminuir sus efectos, siempre que el daño evitado o disminuido se encuentre cubierto por la póliza.
El beneficiario del seguro deberá tomar todas las medidas para evitar o disminuir el daño. Si no hubiere peligro en la demora, los interesados deberán solicitar instrucciones al asegurador y se atendrán a ellas.
Cuando se demuestre que una persona, antes de la guerra, firmó un contrato de seguro marítimo, con un asegurador que posteriormente se convirtió en un enemigo, y después del estallido de la guerra, un nuevo contrato que cubra el mismo riesgo con una aseguradora que no era un enemigo, el nuevo contrato se considerará que será sustituido por el contrato de origen a partir de la fecha de su entrada en vigor, y las primas se ajustarán sobre la base que la aseguradora original hubiese sido responsable por el contrato sólo hasta el momento en que el nuevo contrato se celebró.
Si el Gobierno no hiciera las veces de asegurador, absorbiendo el riesgo implícito en los créditos, éstos se tendrían que contratar con tasas de interés mayores, de tal manera que pudieran compensar el riesgo y arrojar un valor esperado positivo a los prestamistas.
Luego de recibir del asegurador una oferta de indemnización, la Junta de Directores preparará un plan de distribución de los fondos para la reconstrucción, detallando las cantidades específicas que habrán de destinarse a la reconstrucción de cada apartamiento, conforme a las tasaciones realizadas, y a las restantes áreas comunes del inmueble.
Si el gobierno no hiciera las veces de asegurador, absorbiendo el riesgo implícito en los créditos, éstos se tendrían que contratar con tasas de interés mayores de tal manera que pudieran compensar el riesgo y arrojar un valor esperado positivo a los prestamistas.