Ejemplos ?
TÍTULO SÉPTIMO DEL SEGURO MARÍTIMO CAPÍTULO I DISPOSICIONES COMUNES Artículo 186.- Los contratos de seguro marítimo podrán comprender todo interés asegurable legítimo y recaerán sobre: I.
La obligación principal del asegurador tiene por objeto o prestación la tutela del interés amenazado por el riesgo asegurado, mientras no se haya producido el siniestro, y esta obligación se convierte en la de indemnizar el daño causado, si el siniestro se produce. Por interés asegurable se entiende la relación lícita de valor económico sobre un bien.
El contrato de seguro puede tener por objeto toda clase de riesgos si existe interés asegurable, salvo prohibición expresa de la ley.
Las cosas en donde no existe un interés asegurable La finalidad del seguro consiste en proporcionar seguridad económica contra el riesgo, esta finalidad se consigue no por la supresión del acontecimiento temido (fuego, muerte, enfermedad, etc.), sino por la certeza de tener una compensación económica cuando se produzca el evento dañoso temido.
Cuando esta relación se halla amenazada por un riesgo, es un interés asegurable. El interés asegurado tiene necesariamente un valor económico, que en unos seguros (los de cosas) se determina a posteriori mediante la correspondiente tasación pericial, y en otros (los de personas) se determina a priori, contractual o legalmente.
Son aquellos elementos que, de no concluir, no permiten la existencia del contrato de seguro: El interés asegurable El riesgo asegurable La prima La obligación del asegurador a indemnizar La buena fe En general, el objeto inmediato del contrato es la obligación que por él se constituye, pero como ésta, a su vez, tiene por objeto una prestación de dar, hacer o no hacer, se llama ordinariamente objeto del contrato a las cosas o servicios que son materia, respectivamente, de las obligaciones de dar o de hacer.
En caso de que fuera contratado por alguien distinto al dueño de la nave como asegurado, el asegurador debe consignar en la póliza la relación o el interés asegurable que exista entre el asegurado y la nave.
Para las pólizas a todo riesgo que amparan activos de las empresas, o bienes en general, el coaseguro no es más que la relación que guarda el valor asegurado y el valor íntegro del interés asegurable.
el interés asegurable El contenido del contrato suele tener por objeto cosas muebles genéricas (materia prima, agua, gas...) la calidad de las cuales se determina normalmente en el contrato mediante la descripción exacta o mediante muestras.
Esa misma noche, Marge tiene una charla con su marido en la que expresa su temor a que Homer muera debido a los continuos accidentes que tiene y a quedarse sola a cargo de tres hijos, y le pide que se haga un seguro de vida. Homer acepta y el día siguiente ambos van a solicitarlo, pero al ver la patosidad de Homer le califican como "No Asegurable".
Esta obligación depende de la realización del riesgo asegurado. Esto no es sino consecuencia del deber del asegurador de asumir el riesgo asegurable.