asceta

(redireccionado de ascetas)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con ascetas: ascética, ascetico

asceta

(Del lat. asceta < gr. asketes, profesional, atleta < askeo, ejercitar.)
s. m. y f. Persona que desdeña los placeres de la vida y renuncia a las cosas terrenas.

asceta

 
com. Persona que practica el ascetismo.
Sinónimos

asceta

cosustantivo masculino

asceta:

ermitañosantón, faquir, eremita, anacoreta,
Traducciones

asceta

ascète

asceta

ascetic

asceta

asceta

asceta

SMFascetic
Ejemplos ?
Te quise como quise al mundo entero; como quise a los viejos y a los niños; como quise a los lirios del sendero, con fe de ascetas y pudor de armiños, con un amor viril, fuerte y sincero.
Los ascetas cristianos hacían brotar las flores de los yermos entumecidos; los ascetas anarquistas -sí, recorred la serie, rara vez hallaréis uno que no sea inteligente, elevado y robusto- llevan en el puño el prodigio feroz de la dinamita, el verbo que suprime, la voz que mata.
Cuando abrió los ojos, luego de haber permanecido quién sabe cuánto tiempo dormido, vio muy triste a todos aquellos que lo amaban. Ya no dijeron "Somos virtuosos ascetas".
Levantan las antorchas, se mueven en pasos decididos, Llevando a la tumba el cuerpo de la reina danubiana, Ascetas, conocedores de la vida del mundo, Con sus barbas albas, con los ojos apagados, Sacerdotes viejos como el invierno, con voces tiernas.
La abuelita, la pobre santa, muerta sin que yo le cerrara los ojos, aprendió de aquella familia de ascetas, el desprecio insexual por las debilidades de la carne.
Jorge, incluyendo a su mujer; todos nacisteis de la espuma de mis ensueños».- Pero eran ensueños con dientes, y que apretaban de firme, porque como todos eran jóvenes, estaban sanos y no tenían remordimientos ni disgustos que robaran el apetito, comían que devoraban, sin llegar a glotones, pero pasando con mucho de ascetas.
¡Yo también quiero mucho a los bueyes, a las hermanas palomas, que venían a posarse sobre nuestra casa de Nazaret, y a los borriquillos y a los pájaros, que me extraían las espinas de la frente, y a los peces, que mantuvieron a la multitud cuando me escuchaba, y hasta a los leones y a las panteras, que enterraron a mis ascetas y respetaron en el circo a mis mártires!
¿Ravachol era anarquista? También lo fueron los ascetas, San Francisco de Asís; también lo es. El anarquismo es una teoría filosófica.
Su galería de personajes, por donde transitan guerreros heroicos y damas tristes, cortesanos ambiciosos y bonzos ascetas, plebeyos y emperadores, ha constituido la más importante fuente de temas para la literatura japonesa posterior, y tiene para los habitantes actuales de Japón una familiaridad cultural comparable a la del romancero para los españoles o, a otra escala, a la de las epopeyas de Homero para la literatura europea.
Su obra El prado (Leimon, traducido al latín como Pratum spirituale, Prado espiritual) es una obra hagiográfica donde se recogen anécdotas piadosas y enseñanzas de los grandes ascetas, algunos de los cuales él conoció personalmente durante sus viajes.
Es en esta época cuando el paulicianismo adquiere el tono maniqueo por el que serán conocidos; (un maniqueísmo muy atemperado, si bien parece que afirmaban que la materia era obra de Satanás, esto no les lleva a una crítica-condena del matrimonio y la procreación y posiblemente no eran tan ascetas ni rigurosos como lo eran en Bizancio).
Para los ascetas, el sacrificio estaba en uno mismo y se produjo una internalización del ritual que no incluía propiamente ritos y que enfatizaba el principio de la no violencia de una forma muy amplia.