ascético

(redireccionado de ascéticos)
Búsquedas relacionadas con ascéticos: asceta, ascética

ascético, a

1. adj. De los ascetas o la ascética no me convence la vida ascética.
2. FILOSOFÍA Se refiere a la persona que practica la ascética.
3. Muy austero o sobrio. espartano

ascético, -ca

(as'θetiko, -ka)
abreviación
1. vicioso que es propio de la persona que renuncia a los placeres mundanos para crecer espiritualmente Desde su separación se convirtió en un hombre ascético.
2. que corresponde a este estilo de vida ideal ascético
Traducciones

ascético

asketisch

ascético

ascetic

ascético

ascético

ascético

ascetico

ascético

ascétique

ascético

ADJascetic
Ejemplos ?
Y el artista lo vio como era, los sintió Dios y Mártir a un tiempo, lo amó con entrañas cargadas de fuego, y en la santa visión empapado, con divinos arrobos angélicos, con magnéticos éxtasis líricos, con sabrosos deliquios ascéticos, con el ascua del fuego dramático, con la fiebre de artísticos vértigos, la memoria tornando a los hombres ingratos y ciegos débiles o locos, ruines o perversos, invocó a la Divina Belleza donde beben bellezas los genios, los justos, los santos, los limpios, los buenos...
Un amor desgraciado, una esperanza muerta, un desencanto de la vida, un olvido eterno del mundo: he aquí el poema misterioso que se deducía de los dos ascéticos dramas que encerraba aquel lienzo.
Ante el arrebato del señor, don Serafín que era hombre excelente, un santo varón, en toda la extensión de la palabra, pero de estos que, como suele decirse, andan elevados y se chupan el dedo, tuvo el desacierto de endilgarle al furibundo don Ramón unos textos ascéticos y morales, que así tenían que ver con las nueces como con las estrellas del firmamento; y los ya tirantes nervios del señor -que era iracundo, defecto de casi todos los gotosos, por ser de sangre muy ácida- no sufrieron la homilía del párroco.
Alguna vez gritarás: »¡Todo es falso!« Un desarrollo de esta idea puede verse en La genealogía de la moral, apartado tercero, «¿Qué significan los ideales ascéticos?».
Nietzsche la emplea varias veces; por ejemplo, en La genealogía de la moral, tratado tercero, «¿Qué significan los ideales ascéticos?», 22.
Nietzsche dice en el prólogo que ese tercer tratado, titulado «¿Qué significan los ideales ascéticos?», es todo él «un comentario» del citado párrafo.
Porque un hombre que, como don Silvestre Seturas, tiene: que no conoce el asco, ni el ruido, ni el miedo, ni los guantes, ni el charol, no debe aburrirse nunca en el campo, o no hay en él seres felices; afirmación que negarán los poetas melenudos, de báculo y zampoña, y los novelistas sobrios, ascéticos y filósofos.
Decidió finalmente seguir la premisa de "ser un santo de la vida diaria" utilizando todos los medios ascéticos que su fundador proponía.
Ausencia de asuntos heroicos. A diferencia del mester de juglaría, los autores de este tratan asuntos religiosos, ascéticos. Únicamente una obra en esta corriente desarrolla un tema épico.
Este tratado, con componentes doctrinales, místicos y ascéticos, influyó de forma notable en la evolución de la ética judía, tanto por su contenido como por su estilo.
Los otros elementos que componen el cuadro de Velázquez, el Ángel de la Guarda y la figura infantil que encarna el alma cristiana acompañando a Cristo tras su flagelación, podrían proceder de algún escritor místico no identificado o derivar de propuestas para la meditación expuestas por autores como Juan de Ávila, cuyo Audi filia cita Pacheco, o fray Luis de Granada, quien ensalzando la belleza corporal de Cristo, expuesta y maltrecha, exclamaba: Aunque tales ideas se encuentran abundantemente expuestas en textos ascéticos y podían ser lugares comunes de la predicación...
Ocupan su producción literaria también algunas hagiografías en prosimetra (prosa medida), entre las cuales fue muy celebrada e influyente la de San Agustín de Hipona; también escribió la de San Foillán de Fosses. Cultivó asimismo la poesía y compuso tratados ascéticos publicados por vez primera en 1621.