asaltar

(redireccionado de asaltó)
También se encuentra en: Sinónimos.

asaltar

(Del bajo lat. assilire, atacar < salire, saltar.)
1. v. tr. MILITAR Atacar una fortaleza o una posición enemiga para penetrar en ella o para tomarla asaltaron el pueblo de noche.
2. Atracar, robar asaltaremos una caja de ahorros; me asaltaron en la esquina.
3. Dirigirse una o varias personas a otra insistente o impetuosamente para hacerle preguntas, peticiones o fotografías le asaltaron los fotógrafos al salir del teatro. asaetear
4. Aparecer súbitamente un sentimiento o una idea en una persona me asaltó un terrible pánico al entrar ahí.

asaltar

 
tr. Acometer [una plaza o fortaleza] para apoderarse de ella.
Acometer repentinamente y por sorpresa [a uno].
fig.Ocurrir de pronto una enfermedad, una idea, etc. [a uno].

asaltar

(asalˈtaɾ)
verbo transitivo
1. atacar o entrar a un lugar para tomar el poder Los piratas asaltaron el barco.
2. atacar o entrar a un lugar para robar Asaltaron el restaurante.
3. robar, atacar a alguien para quitarle dinero u objetos Asaltaron a los dos ancianos.
4. aparecer y atacar a alguien con preguntas o ruegos Los periodistas asaltaron al actor en la puerta del teatro.
5. tener o aparecer de repente un sentimiento o idea Le asaltó un miedo terrible.

asaltar


Participio Pasado: asaltado
Gerundio: asaltando

Presente Indicativo
yo asalto
tú asaltas
Ud./él/ella asalta
nosotros, -as asaltamos
vosotros, -as asaltáis
Uds./ellos/ellas asaltan
Imperfecto
yo asaltaba
tú asaltabas
Ud./él/ella asaltaba
nosotros, -as asaltábamos
vosotros, -as asaltabais
Uds./ellos/ellas asaltaban
Futuro
yo asaltaré
tú asaltarás
Ud./él/ella asaltará
nosotros, -as asaltaremos
vosotros, -as asaltaréis
Uds./ellos/ellas asaltarán
Pretérito
yo asalté
tú asaltaste
Ud./él/ella asaltó
nosotros, -as asaltamos
vosotros, -as asaltasteis
Uds./ellos/ellas asaltaron
Condicional
yo asaltaría
tú asaltarías
Ud./él/ella asaltaría
nosotros, -as asaltaríamos
vosotros, -as asaltaríais
Uds./ellos/ellas asaltarían
Imperfecto de Subjuntivo
yo asaltara
tú asaltaras
Ud./él/ella asaltara
nosotros, -as asaltáramos
vosotros, -as asaltarais
Uds./ellos/ellas asaltaran
yo asaltase
tú asaltases
Ud./él/ella asaltase
nosotros, -as asaltásemos
vosotros, -as asaltaseis
Uds./ellos/ellas asaltasen
Presente de Subjuntivo
yo asalte
tú asaltes
Ud./él/ella asalte
nosotros, -as asaltemos
vosotros, -as asaltéis
Uds./ellos/ellas asalten
Futuro de Subjuntivo
yo asaltare
tú asaltares
Ud./él/ella asaltare
nosotros, -as asaltáremos
vosotros, -as asaltareis
Uds./ellos/ellas asaltaren
Imperativo
asalta (tú)
asalte (Ud./él/ella)
asaltad (vosotros, -as)
asalten (Uds./ellos/ellas)
Pretérito Pluscuamperfecto
yo había asaltado
tú habías asaltado
Ud./él/ella había asaltado
nosotros, -as habíamos asaltado
vosotros, -as habíais asaltado
Uds./ellos/ellas habían asaltado
Futuro Perfecto
yo habré asaltado
tú habrás asaltado
Ud./él/ella habrá asaltado
nosotros, -as habremos asaltado
vosotros, -as habréis asaltado
Uds./ellos/ellas habrán asaltado
Pretérito Perfecto
yo he asaltado
tú has asaltado
Ud./él/ella ha asaltado
nosotros, -as hemos asaltado
vosotros, -as habéis asaltado
Uds./ellos/ellas han asaltado
Condicional Anterior
yo habría asaltado
tú habrías asaltado
Ud./él/ella habría asaltado
nosotros, -as habríamos asaltado
vosotros, -as habríais asaltado
Uds./ellos/ellas habrían asaltado
Pretérito Anterior
yo hube asaltado
tú hubiste asaltado
Ud./él/ella hubo asaltado
nosotros, -as hubimos asaltado
vosotros, -as hubísteis asaltado
Uds./ellos/ellas hubieron asaltado
Pretérito Perfecto de Subjuntivo
yo haya asaltado
tú hayas asaltado
Ud./él/ella haya asaltado
nosotros, -as hayamos asaltado
vosotros, -as hayáis asaltado
Uds./ellos/ellas hayan asaltado
Pretérito Pluscuamperfecto de Subjuntivo
yo hubiera asaltado
tú hubieras asaltado
Ud./él/ella hubiera asaltado
nosotros, -as hubiéramos asaltado
vosotros, -as hubierais asaltado
Uds./ellos/ellas hubieran asaltado
Presente Continuo
yo estoy asaltando
tú estás asaltando
Ud./él/ella está asaltando
nosotros, -as estamos asaltando
vosotros, -as estáis asaltando
Uds./ellos/ellas están asaltando
Pretérito Continuo
yo estuve asaltando
tú estuviste asaltando
Ud./él/ella estuvo asaltando
nosotros, -as estuvimos asaltando
vosotros, -as estuvisteis asaltando
Uds./ellos/ellas estuvieron asaltando
Imperfecto Continuo
yo estaba asaltando
tú estabas asaltando
Ud./él/ella estaba asaltando
nosotros, -as estábamos asaltando
vosotros, -as estabais asaltando
Uds./ellos/ellas estaban asaltando
Futuro Continuo
yo estaré asaltando
tú estarás asaltando
Ud./él/ella estará asaltando
nosotros, -as estaremos asaltando
vosotros, -as estaréis asaltando
Uds./ellos/ellas estarán asaltando
Condicional Continuo
yo estaría asaltando
tú estarías asaltando
Ud./él/ella estaría asaltando
nosotros, -as estaríamos asaltando
vosotros, -as estaríais asaltando
Uds./ellos/ellas estarían asaltando
Sinónimos
Traducciones

asaltar

přepadnout, vyplenit

asaltar

foretage et raid mod, overfalde

asaltar

hyökätä yllättäen, pahoinpidellä ja ryöstää joku

asaltar

napasti iznenada, orobiti

asaltar

襲って強奪する, 襲撃する

asaltar

급습하다, 습격하다

asaltar

raide, rane

asaltar

göra en räd, råna

asaltar

จู่โจม, ทำร้ายเพื่อชิงทรัพย์

asaltar

cướp, tấn công bất ngờ

asaltar

抢劫, 搜捕

asaltar

תקיפה

asaltar

VT
1. [+ persona] → to attack, assault (Mil) → to storm; [+ banco, tienda etc] → to break into, raid; (en disturbios etc) → to loot, sack
lo asaltaron cuatro bandidoshe was held up by four bandits
anoche fue asaltada la joyeríathe jeweller's was raided last night, last night there was a break-in at the jeweller's
2. [dudas] → to assail; [idea] → to cross one's mind
le asaltó una ideahe was struck by an idea, an idea crossed his mind
3. [desastre, muerte] → to fall upon, surprise, overtake

asaltar

vt to assault
Ejemplos ?
Algunos pocos pudieron refugiarse en el castillo del marqués, pero la turba de asesinos le asaltó, consumando su espantosa cobardía.
Santiago me amaba; iba a ser mi esposo; el sol del siguiente día debía vernos unidos, pero aquella noche fatal, la terrible enfermedad asaltó en su lecho a aquel que en él se acostara joven, bello, fuerte y lozano; y agarrotó sus miembros y lo dejó inmóvil, presa el cuerpo de horribles dolores que hacen de su vida un infierno.
Mientras Petaca, que había apoyado el fusil en un tronco, apuntaba arrodillado en la yerba, Cañuela, prudentemente colocado a su espalda, esperaba, con las manos en los oídos, el ruido del disparo que se le antojaba formidable, idea que también asaltó al cazador, recordando los tiros que oyera explotar en la cantera y, por un momento, vaciló sin resolverse a tirar del gatillo; pero el pensamiento de que su primo podía burlarse de su cobardía, lo hizo volver la cabeza, cerrar lo ojos y oprimir el disparador.
Entonces desplegó su servilleta como para examinar los zurcidos, y quiso realmente aplicarse a ese trabajo, contar los hilos de la tela. De pronto, le asaltó el recuerdo de la carta.
Los historiadores ecuatorianos, con justicia han apuntado de que, sin el 9 de Mayo, como acción patriótica armada que asaltó a los gobiernistas en las pampas de Pilo, no habría advenido con tanto éxito y triunfos el CINCO DE JUNIO.
Estaba conjurado el peligro, el documento era en adelante inofensivo y ninguna mala consecuencia podía derivarse de él. Mientras iba de vuelta al cuartel, el recuerdo del carretelero lo asaltó y una sombra de disgusto veló su rostro.
Mas la pasión que en ese momento dominaba a Enrique, tiene la funesta propiedad de emponzoñarlo todo en el alma que sojuzga. El recuerdo de las palabras de su prima, respecto de aquella música, asaltó su mente, y la imagen de G.
Por fortuna, en aquel instante me asaltó a la imaginación el recuerdo de Julia y me pareció verla aún sonreírse con aquella sonrisa irónica que tanto me había herido en una ocasión semejante, y me contuve y fijé en ella la mirada para sorprender sus impresiones en la expresión de su rostro.
Es bien sencillo: cuando Batista asaltó el poder traidoramente el 10 de marzo y todo el mundo comprendió y vio la tragedia —porque adivinó todo el mundo lo que aquello iba a significar para el país—, pues el pueblo lo que quería no era que tuviera éxito aquel gobierno; todo el mundo le ponía una piedra en el camino para que se cayera.
Hecho esto salía de su camarote completamente vestido e iba en busca de la señora Wyatt, que se hallaba en la otra cabina. Llevábamos siete días en el mar y habíamos pasado ya el cabo Hatteras, cuando nos asaltó un fortísimo viento del sudoeste.
De modo que Kovaliov iba a ordenar ya al cochero que le condujera a la Dirección de Seguridad, cuando de nuevo le asaltó la idea de que aquel redomado bribón, que con tanta desfachatez se había comportado durante la primera entrevista, podía muy bien aprovechar el tiempo para escabullirse de la ciudad y todas las pesquisas serían entonces inútiles o podían durar un mes entero si Dios no ponía remedio.
Diomedes, valiente en el combate, cerró con Eneas, no obstante comprender que el mismo Apolo extendía la mano sobre él; pues impulsado por el deseo de acabar con el héroe y despojarle de las magníficas armas, ya ni al gran dios respetaba. Tres veces asaltó a Eneas con intención de matarle; tres veces agitó Apolo el refulgente escudo.