artralgia

(redireccionado de artralgias)

artralgia

s. f. MEDICINA Dolor articular.

artralgia

 
f. med. Dolor en las articulaciones.
Traducciones

artralgia

Gelenkschmerz
Ejemplos ?
Además, tanto si hay meningitis como si no, lo habitual es que la colonización se torne cada vez más intensa hasta llegar a provocar un cuadro séptico muy grave, la denominada meningococemia aguda, forma que casi siempre incluye lesiones cutáneas y síntomas constitucionales importantes como por ejemplo un grave deterioro del estado general, taquicardia, cefalea, escalofríos, fiebre de 40 °C o más (aunque a veces hay hipotermia), dolores musculares intensos, sobre todo en las pantorrillas y en la región lumbar, artralgias o artritis (la artritis se considera consecuencia del depósito de inmunocomplejos).
Comienza con fiebre brusca, generalmente alta, cefalea, fotofobia, artralgias, mialgias y gran sensación de malestar general, que se acompaña a los 2 ó 3 días de la aparición de un exantema maculo-papular que afecta predominantemente a las extremidades (palmas y plantas).
Los nódulos son de tamaño variado, pudiendo medir entre 1 y 10 cm; pueden ser múltiples o únicos, y generalmente son de afección bilateral. Estos nódulos pueden verse acompañados de fiebre, astenia, artralgias y mialgias.
Sin embargo, en ocasiones el diagnóstico es más difícil de establecer, sobre todo en las fases iniciales de la enfermedad, cuando el paciente puede presentar sólo síntomas generales o bien artralgias o artritis intermitente, pudiendo ser necesario un período de observación antes de establecer el diagnóstico definitivo.
Sus principales síntomas son: dolor de garganta, debilidad generalizada, artralgias, mialgias, cefalea, tos seca, fiebre, y dolor abdominal.
Las manifestaciones clínicas iniciales de le EMTC suelen ser inespecíficas, pudiendo consistir en malestar general, artralgias, mialgias y febrícula.
Los síntomas más comunes son sangrado de las verrugas, fiebre, malestar, artralgias, anorexia, mialgias, palidez, linfadenopatia y hepato-esplenomegalia.
La clásica tétrada de vasculitis cutánea, artralgias, vasculitis gastrointestinal y nefritis, tres de ellas suficientes para el diagnóstico, actualmente es aceptada solo cuando se demuestra depósito de IgA en un órgano afectado.
En niños por lo general el curso clínico es más corto y autolimitado, en adultos es más severo y el pronóstico es peor, han sugerido diferentes mecanismos fisiopatológicos, también se ha relacionado en adultos con tumores. Existe la tétrada clásica: Exantema, artralgias, dolor abdominal y afectación renal.
El cuadro consiste en la aparición de diversas manifestaciones clínicas, generalmente fiebre, malestar general, artralgias o artritis, mialgias intensas, serositis –pleuritis o pericarditis– y erupción cutánea, o cualquier combinación de estos datos, junto con anticuerpos antinucleares (ANA) positivos.
El primer reporte de caso definitivo data de 1779 y es atribuido a Benjamin Rush, quien acuña el término «fiebre rompehuesos» por los síntomas de mialgias y artralgias.
El patrón y la severidad de la afectación orgánica determinará el tipo específico de fármacos utilizados para su tratamiento.;AINE: Los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) generalmente son eficaces para las quejas musculoesqueléticas –artralgias, artritis–, la fiebre y las serositis –pleuritis, pericarditis– leves.;Antipalúdicos: Los antipalúdicos de síntesis, como la hidroxicloroquina, son usados principalmente para las manifestaciones cutáneas y articulares, así como para el control general de la enfermedad.;Corticoides: Los corticoides tópicos son usados con frecuencia en las manifestaciones cutáneas del LES.