arroz

arroz

(Del ár. al-ruzz.)
1. s. m. BOTÁNICA Planta gramínea anual, que se cultiva en terrenos muy húmedos o inundables, cuyo fruto es un grano oval, rico en almidón y blanco después de descascarillado.
2. BOTÁNICA Grano de esta planta.
3. arroz con leche COCINA Postre elaborado con arroz hervido en leche con canela, azúcar, mantequilla y cáscara de limón.
NOTA: Nombre científico: (Oryza.)
NOTA: En plural: arroces

arroz

 
m. bot. Planta anual de la familia gramíneas (Oryza sativa), originaria de las Indias Orientales. Medra, gralte., en terrenos muy húmedos; tiene la caña con tres o cuatro nudos, hojas largas, muy ásperas en los bordes, flores blanquecinas y por fruto un grano oval blanco y muy rico en almidón que, cocido, es un alimento muy nutritivo y digestivo.

arroz

(aˈroθ)
sustantivo masculino
1. botánica planta cereal con fruto comestible El arroz se cultiva en zonas húmedas.
2. grano ovalado y blanco, rico en almidón el arroz con leche
Traducciones

arroz

rice

arroz

rys

arroz

arròs

arroz

ris

arroz

Reis

arroz

rizo

arroz

riisi

arroz

riz

arroz

rizs

arroz

hrísgrjón

arroz

riso

arroz

米, 稲

arroz

oryza

arroz

rijst

arroz

ris

arroz

ryż

arroz

arroz

arroz

orez

arroz

ris, risgryn

arroz

mchele, mpunga

arroz

ข้าว

arroz

, 大米

arroz

рис

arroz

rýže

arroz

riža

arroz

arroz

pirinç

arroz

gạo

arroz

ориз

arroz

SMrice
hubo arroz y gallo muerto (Esp, Caribe) → it was a slap-up do
arroz a la cubana rice with banana, tomato sauce and fried egg
arroz blancowhite rice
arroz hervidoboiled rice
arroz hinchadopuffed rice
arroz con lecherice pudding
arroz integralbrown rice

arroz

m. rice.

arroz

m rice
Ejemplos ?
Pero ocurre que semejante atribución exacta no es posible, que a cada configuración anatómica pueden referirse como efectos los productos culturales más distantes y que el ridículo salta a la vista cuando se lee, según se lee en el libro de Hammon, que el cráneo del homo alpinus, es decir, del honrado suizo, produce una enorme capacidad tributaria, y una gran afición a montar en bicicleta, o aquella patochada del gran Buckle que derivaba la aptitud de los indios para la metafísica de que se alimentaban con arroz.
Y es mejor dormir en ella del vino la exaltación, en deliciosos ensueños de pasajero vapor, que comer maíz en tortas y el alcuzcuz y el arroz, y emborracharse con opio, trepando luego a un balcón, para excitar en la mente delirio fascinador, que al cabo ataca los nervios y oscurece la razón, y torna a los hombres locos o necios, que es lo peor.
Marchaban en fila india, completamente desnudos, mostrando vientres enormes en cuerpos flaquísimos, con collares de vértebras de serpiente en torno del cuello, para librarse del mal de ojo de los genios malignos de la selva. Sobre sus cabezas motudas cargaban las bolsas de arroz, cacao y café que necesitábamos para sobrevivir en medio de la selva.
Había que buscar agua, preparar el arroz, ahuyentar de la cabaña toda clase de bicharracos: langostas, gorgojos, hormigas, grillos, caballos del diablo.
Al día de hoy se cuenta con reservas de 1.200,000 toneladas de maíz; 1.000,000 de trigo; 170,000 de frijol; 11,000 de arroz, suficientes para regular los precios las próximas cosechas.
Como resultado de esta actitud no se aceptaron alzas en los precios de artículos básicos como maíz, trigo, frijol, pan, tortilla, leche, huevo, arroz, avena, pescado, jabones de lavandería, y medicinas.
c).‑ Pedimos al gobierno que mande alimentos suficientes para los niños en todas las comunidades rurales como: leche, maicena, arroz, maíz, soya, aceite frijol, queso, huevos, azúcar, sopa, avena, etcétera.
Y yo, con mi lenguaje siempre abierto, llano como yo soy, la respondía:— Me gusta mucho amar, soñar despierto, comer arroz, sentir la poesía.
Promover la creación de zonas de concentración agrícola con grandes potencialidades, con la finalidad de garantizar la seguridad alimentaria nacional y la generación de productos agrícolas tales como el maíz, el arroz, la soya, el algodón, el sorgo y la producción pecuaria.
Trabajadores que adoptan posturas forzadas, zapateros, torneros, recolectores de arroz, cargadores, sastres, talladores de piedra, mineros, costureras, dibujantes, carpinteros, dactilógrafas, bailarinas de ballet, etc.
Y por lo pronto me voy a coger un «castellano» pa con arroz que pesa quince veces tres quintales -repúsole Paco, dirigiéndose al corral con el semblante ya menos ensombrecido y menos melancólica la mirada.
El pobre valenciano, al plantar el arroz encorvándose sobre la charca, sentía en lo mejor de su trabajo algo que le acariciaba por cerca la espalda, y al volverse tropezaba con el morro del dragón, que se abría y se abría como si la boca le llegase hasta la cola, y ¡zas!