Ejemplos ?
El Ferrol es nuestro. Aragón se apresta arrojadamente a luchar por su independencia. Cádiz no quiere subyugarse al poder central, siempre absorbente, siempre semejándose a un vampiro dispuesto a chupar la sangre preciosa de las provincias.
Pero si me preguntaren si el Espíritu Santo del buen Padre y del buen Hijo, porque es común a ambos, se puede decir expresamente la bondad de ambos, no me atrevo arrojadamente a determinarlo; sin embargo, más fácilmente me atrevería a llamarle santidad de ambos, no como cualidad común a ambos, sino siendo la misma sustancia y tercera persona en la Trinidad.