arrogantemente

Traducciones

arrogantemente

ADV (= con altanería) → arrogantly, haughtily; (= con orgullo) → proudly
Ejemplos ?
¡Qué país de bárbaros! -y la emperifollada los miró furibunda y se enfrentó a todos despectiva y arrogantemente-¡Gentuza de la estepa!
Mientras tanto, el oficial, tomando la delantera, se presentaba en el rancho, la diestra arrogantemente asentada en el cabo plateado del rebenque, y, después de un «Ave María» medio seco, se apeaba con don Luis y el milico, entre media docena de perros que los miraban de rabo de ojo, erizando el pelo y enseñando colmillos amenazadores, a pesar de los gritos de: «¡Fuera, fuera!» que les dirigían todos los miembros de la familia, mujeres viejas y jóvenes, muchachos y niños, y de los rebencazos que hacía el ademán de sacudirles el respetable patriarcal jefe de toda esa chusma.
- dice arrogantemente el rey á Rodrigo de Vivar en Las Mocedades del Cid - y en éstas, al morir Rodrigo Arias, repite á su padre: « Padre ¿he vencido, he vencido?...
Una joven limpia, radiante de juventud, de brazos rojos y cubierta con blanca toquilla, deja de hacer calceta y llama a su padre o a su madre, que acude, y os vende flemática, complaciente o arrogantemente, según su carácter, lo mismo diez céntimos que veinte mil francos de mercancías.
Los filósofos eran quienes buscaban la verdad, mientras que los sofistas eran quienes arrogantemente afirmaban poseerla, ocultando su ignorancia detrás de juegos retóricos o adulación, convenciendo a otros de cosas infundadas o falsas, y cobrando además por enseñar a hacer lo mismo.
En tal instancia defendió enérgicamente la independencia y de la soberanía del Perú, que se veían amenazadas por la agresión española, arrogantemente amparaba en su escuadra naval del Pacífico.
Fernando, al ver que por fin la estrella de Bonaparte empezaba a declinar, se negó arrogantemente a tratar con el gobernante de Francia sin el consentimiento de la nación española y la Regencia.
También su aspecto físico fue cambiado: ahora lucía una barba candado negra y con la cabeza rapada excepto por una cresta también teñida de negro al estilo de los indios Mohawk que reemplazó a su rubia cabellera. El nuevo personaje usaba un largo abrigo de cuero negro que se negaba arrogantemente a hablar en inglés.
Mientras Tokubei se recupera de la golpiza y regresa miserablemente al lugar de trabajo de Ohatsu, la Casa Temma, Kuheiji se dirige allí a alardear de su nueva fortuna y de su engaño exitoso, tras haberse encargado de regar la historia de que Tokubei había intentado extorsionarlo por su dinero. Kuheiji y algunos amigos entran arrogantemente segundos después de que Tokubei se ha ocultado bajo las ropas de Ohatsu.
Aunque ni Ángel ni Connor pueden infligir mucho daño al principio y este último queda algo aturdido lo que lo saca de la lucha, Hamilton arrogantemente revela la fuente de su poder.
Thor entra en contacto con una de las naves, que está comandada por Osiris, y les ordena retirarse porque su presencia viola el Tratado Asgard-Goa'uld de mundos protegidos. Osiris sin embargo se niega arrogantemente diciendo que los dioses no pueden morir.
Al solicitar los romanos reparación, la rechazaron arrogantemente, pensando que el rey de Roma iba a pasar su reinado entre capillas y altares.