arrogante


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con arrogante: arrogancia, pedante, engreido

arrogante

1. adj. Que se comporta con arrogancia o soberbia con un arrogante gesto marcó sus diferencias con ellos. orgulloso
2. Que es valiente o decidido. airoso
3. Que es esbelto o gallardo tenía un porte arrogante y aristocrático. apuesto

arrogante

 
adj. Altanero, soberbio.
Valiente, alentador, brioso.
Gallardo, airoso.

arrogante

(aroˈγante)
abreviación
1. que se siente superior a los demás y los desprecia Este artista es un arrogante y no quiso responder la entrevista.
2. humilde que caracteriza a la persona que se siente superior Tiene una expresión arrogante y no nos mira cuando pasa.
Traducciones

arrogante

arrogant

arrogante

rogue, arrogant

arrogante

arrogant

arrogante

arogantní

arrogante

arrogant

arrogante

arrogant

arrogante

ylimielinen

arrogante

arogantan

arrogante

横柄な

arrogante

거만한

arrogante

arrogant

arrogante

arogancki

arrogante

arrogante

arrogante

arrogant

arrogante

หยิ่งยโส

arrogante

kiêu ngạo

arrogante

傲慢的

arrogante

арогантен

arrogante

ADJ (= altanero) → arrogant, haughty; (= orgulloso) → proud
Ejemplos ?
Desde el primer momento me di cuenta de que Sócrates era mucho más animoso que Laches; vi también que allí, como en Atenas, marchaba arrogante y con desdeñoso mirar, para hablar como tú, Aristófanes.
Qué requetebonita estaría ella con aquella falda de seda azul, con aquel mantón blanco y celeste ceñido de modo picaresco a su arrogante busto; con aquel collar en la redonda garganta, con aquellas arracadas de oro en lugar de los dos miserables aros de plata, cuya adquisición se remontaba a los tiempos en que casi andaba gateando.
-exclamó Antoñuelo el Matraca al ver reunidos bajo el cobertizo del saladero del Viruta a los más caracterizados próceres de la guapeza de Pescadería, entre los que se destacaba por su arrogante actitud y por el desdén casi olímpico con que dignábase mirar de cuando en cuando a los demás héroes allí congregados, Currito el de los Bigotes.
Cuando penetró Joseíto en la habitación y vio a Rosario sentada en la mecedora, luciendo parte del brazo de intensa blancura y ceñido en la muñeca por anchas pulseras doradas; cruzadas las piernas de modo que dejaba ver el nacimiento de la pantorrilla que amenazaba hacer estallar la finísima media, y que ponía de relieve la magnífica redondez del muslo; libre la redonda garganta que ceñía un collar dorado, cuyos dijes reposábanle sobre la retadora curva del arrogante seno; cuando vio de aquel modo Joseíto a la Carabina, sintió algo que se le ponía sobre el corazón, y, tras algunos instantes de silencio y de mirar a Rosario como un náufrago la playa, exclamó trémulo y emocionado: -¡Ay, comadre de mi vía!
Su rostro varonil y su arrogante presencia me conmovían profundamente y yo, como una tonta, le demostraba inconscientemente mi debilidad, mis dormidos deseos de sexo, de un sexo diferente al cotidiano de esposa santa...
Abandonado en soledad andante… dejé los ataúdes, ambulante… crucé los cementerios, disipante… y evitando las criptas, arrogante, olvídeme de esqueletos, desafiante.
El vagabundo avanzaba arrogante y seguro de la victoria, como en la leyenda wagneriana el valeroso Sigfrido marchaba al encuentro del dragón Fafner.
Posó el recién llegado una mirada ávida en la tapia del corral, y como si su mirada tuviese algo de mágicamente evocadora, apareció por encima del muro el torso arrogante de Rosario.
Luego engendró, amancebado con Gea, al enorme Taumante, al arrogante Forcis, y a Ceto de hermosas mejillas, Euribia que alberga en su pecho corazón de acero.
Pues estaba decretado que nacieran de ella hijos muy prudentes: primero, la doncella de ojos glaucos Tritogenia que iguala a su padre en coraje y sabia decisión; y luego, era de esperar que naciera un hijo rey de dioses y hombres con arrogante corazón.
Recibimos como hermanos a los españoles, en Noviembre de 1863; nos hicieron traición en 14 de Abril de 1864; asesinaron inerme a nuestra hermana Chile en 13 de Marzo último; y vinieron el Dos de Mayo día inmortal de las Repúblicas aliadas, a pagar bien cara, su negra ingratitud, su criminal, perfidia y su arrogante amenaza.
y siente un absoluto desprecio por ella... y la humilla... y se yergue altivo... arrogante... como si demostrara que ante él... nada vale...