arreos


También se encuentra en: Sinónimos.

arreos

(aˈreos)
sustantivo masculino plural
1. conjunto de piezas que se le ponen a un caballo Fabrica arreos de cuero.
2. conjunto de herramientas usadas en un oficio Compró arreos nuevos para la carpintería.
Sinónimos

arreos

sustantivo masculino plural
guarniciones, jaeces, aparejo, atalaje, atelaje.
Atalaje y atelaje se usan especialmente en los arreos de la artillería.
arreo
Traducciones
Ejemplos ?
Entre ese punto y el Chinchinal encontramos varios arreos, más ó menos numerosos, tordos de hacienda robada, y cerca de este último paradero en Mari-zuam, al Norte, tuvimos un pequeño encuentro con 25 indios al mando de un sobrino del ya citado Rauque, quedando seis de ellos en el campo.
Cuatro días después volvimos á cruzar el camino de Rauque-Curá: allí encontramos los primeros arreos que de Salinas Grandes iban á Chile.
Hacía cantos y preces para el Sol. Olvidaba siempre las armas y los arreos, y sus hermanos se las procuraban nuevamente. Jamás hirió a un rebelde.
Una vieja araña de hierro forjado llameaba alta y clara suspendida en la bóveda, iluminando las losas polvorientas, algunas de las cuales, ennegrecidas por las inscripciones, cubrían quizá tumbas; al fondo, en el lugar donde ciertamente debía reinar el altar, se encontraban a media altura en el muro pesebres y comederos, y en los rincones había apilados arreos y ronzales olvidados: el salón de baile era una cuadra.
artículo 8: No estarán tampoco sujetos a embargo, ni podrán ser retenidos los buques, arreos de ganados o bagajes, pertenecientes a los ciudadanos de cualquiera de las dos repúblicas, existentes en la otra.
El conjunto de los vistosos trajes que agitaba el viento frío de la puna, y los arreos, los pesados pendientes, las duras mazas, las lanzas emponzoñadas, las huinchas de plata y las plumas leves y policromas, reían bajo la luz de un Sol viril.
La comitiva de las cuatro parejas caminaba en silencio a través de las abras y de los precipicios y de los llanos y de las cordilleras. A veces la lluvia detenía su paso; otras, el Sol se recreaba en sus arreos multicolores.
Sobre rápidos corceles Las riendas de oro flotaban, Las lizas de los torneos Se abrían a la esperanza Y los motes y divisas, Los arreos y las armas Eran el hermoso asunto De los ecos de la fama.
Cuando la demolición de la cerca estuvo terminada, los inquilinos se aproximaron al caballo y empezaron a despojarlo de sus arreos.
Mandó al garzón se vistiera los arreos y las galas de caballero y tornase a su presencia; mandó a sus escuderos le trajesen las cadenas y los grillos más pesados que hubiera en los calabozos, la pellica más vieja que encontrasen en la cabaña de los pastores y las tijeras con que esquilaban las ovejas.
Con el estoque en la mano, de cálida sangre lleno, pues soldado fue valiente, si no fue caudillo experto; deslucidas ya sus galas, deslustrados sus arreos, y abollados de los golpes el capacete y el peto, en su corcel, que de espuma, de sangre y sudor cubierto, cruza fatigado el campo obediente a espuela y freno, solo y sin séquito corre llamando a sus caballeros; denosta sus fugitivos, recoge algunos dispersos, y revuelve valeroso a escaramuzar ligero, pensando que aún algo puede con su valor y su ejemplo.
Ciñera él los arreos de los capitanes faraónicos, empuñara el arco y la flecha, y sería imagen exacta de los guerreros que ayudaron en sus conquistas a los reyes de la sagrada Thémis.