arrebatado

(redireccionado de arrebatada)
También se encuentra en: Sinónimos.

arrebatado, a

1. adj. Que se comporta de manera alocada o irreflexiva. apasionado
2. Que se comporta con violencia. violento
3. Se refiere al color del rostro que es muy encendido la arrebatada rojez de sus mejillas.

arrebatado, -da

 
adj. Precipitado e impetuoso.
fig.Inconsiderado y violento.
Díc. del color del rostro muy encendido.
Traducciones

arrebatado

rapito

arrebatado

ADJ
1. (= apresurado) → hasty, sudden, violent
2. (= impetuoso) → rash, impetuous
3. (= absorto) → rapt, bemused
4. (= extático) → ecstatic
5. [cara] → flushed
Ejemplos ?
Sin embargo, me parece que estáis deseando los dos profundizar más en esta cuestión y que teméis, como los niños, que cuando el alma salga del cuerpo pueda ser arrebatada por el viento, sobre todo cuando se muere en un día huracanado.
Volvían poco a poco hacia la cuna; cristianos ahora -bien poco- arreando, sin lanza, hacienda mansa y de su propiedad, en vez de hacienda arisca arrebatada en malón; arreados ellos mismos por la olada de civilización que no habiéndoselos asimilado, los rechazaba, menos brutalmente que en otros tiempos, pero no menos eficazmente.
Finalmente, vemos que le ha sido arrebatada con tanta saña a la Iglesia católica toda potestad de instituir y dictar leyes sobre este asunto, que ya no se tiene en cuenta para nada ni su poder divino ni sus previsoras leyes, con las cuales vivieron durante tanto tiempo unos pueblos, a los cuales llegó la luz de la civilización juntamente con la sabiduría cristiana.
Eugénie, a quien quería apasionadamente y que me era singularmente útil a causa de sus extraordinarias complacencias para todo lo que podía producirme dinero, Eugénie, digo, me había sido arrebatada del modo más singular, un criado, después de haber pagado la suma convenida, vino a buscarla, dijo, para una cena en el campo, de la que traería quizás siete u ocho luises.
14 Y fueron dadas á la mujer dos alas de grande águila, para que de la presencia de la serpiente volase al desierto, á su lugar, donde es mantenida por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. 15 Y la serpiente echó de su boca tras la mujer agua como un río, á fin de hacer que fuese arrebatada del río.
Se manda–locamente acaso–a los niños hispanoamericanos, a colegios de fama de esta tierra, a que truequen la lengua que saben mal por la extraña que nunca aprenden bien; y a que, –en el conflicto de la civilización infantil, pero delicada que viene con ellos, –y la civilización viril, pero brusca, peculiar y extraña que aquí les espera, –salgan con la mente confusa y llena de recuerdos de lo que trajeron y reflejos imperfectos de lo nuevo que ven, inhábiles acaso ya para la vida espontánea, ardiente y exquisita de nuestros países, y todavía inhábiles para la rápida, arremolinada, arrebatada existencia de esta tierra.
El hombre jamás pierde sus derechos; cobrar la libertad es siempre justo; rompamos nuestros grillos; que deshechos al suelo caigan, y que pongan susto, cayendo, a los tiranos macilentos que nos oprimen con su cetro injusto. Sofisma es confundir con los violentos furores de la plebe arrebatada de una nación los grandes movimientos.
Josefina, durante el día ayudaba a su madre, si no a lavar, porque no se lo permitían sus escasas fuerzas, a vigilar para que nadie se acercase a la ropa ni se perdiese alguna prenda arrebatada por el viento.
¡Pobrecito!". Y loca, arrebatada, se abalanza sobre aquellos "descarados" que acababan con papá. Y cuál se vieron los médicos y Ester para consolarla.
La anchura de aquella calle, en realidad corto trecho, era espacioso teatro, mejor diré campo inmenso, de fantásticas escenas, de mil extraños sucesos, indecisos y confusos como figuras de un sueño, que claramente veía la imaginación de fuego, y la mente arrebatada de aquel gallardo mancebo.
Tenemos mil arbitrios para ello; pero el que se nos ofrece más a mano es el de la imitación, que también es el más peligroso para un pueblo, cuando es ciega y arrebatada, cuando no se toma con juicio lo que es adaptable a las modificaciones de su nacionalidad.
¿No has venido, pues, para traerme la muerte, sino para anunciarme una desgracia? ¡Perecíate, oh hija, arrebatada á tu madre, y heme ya aquí sin hijos al perderte!