arrabá

arrabá

(Del ár. al-raba, cuadro.)
s. m. ARQUITECTURA Adorno rectangular que suele circunscribir el arco de las puertas y ventanas de estilo árabe.
NOTA: En plural: arrabaes

arrabá

 
m. arq. Adorno rectangular, que suele circunscribir el arco de las puertas y ventanas de estilo árabe.
Ejemplos ?
Las cubiertas de la ermita «parecen» ser obra moderna, según algunos autores, aunque posiblemente al principio serían de madera, y la única puerta que permite acceder al edificio está situada en el lado del Evangelio y consiste simplemente en un arco apuntado «sencillo» y sin adornos, aunque Rivera Mateos también añadió que: Los tres arcos apuntados de la nave del Evangelio, que fueron edificados con ladrillos probablemente en el siglo XIV en estilo mudéjar, descansan sobre unos pilares rectangulares adornados con unas molduras planas que sobresalen entre arco y arco, pero las arquivoltas de los arcos «tienen un plano algo rehundido», en palabras de Rivera Mateos, con respecto al muro, por lo que acaban constituyendo un «escalón» a la manera de un arrabá.
En las obras de arquitectura árabe y mudéjar estos adornos adoptan la forma de inscripciones que se hallan en el arrabá o alfiz que es un semicuadro situado alrededor del arco de una puerta o ventana y en diferentes círculos o medallones intercalados en alguna composición ornamental de arabescos.
La portada se adorna con un arco conopial enmarcado en arrabá, sustentado por medios pilares góticos, apoyados sobre basamentos altos y rematados por pináculos.
Se la sitúa dentro de lo que se denomina barroco mestizo, fue labrada en su totalidad en piedra traída de Viacha, de una cantera denominada "Letanías" por los trabajadores que bajo el mando de los franciscanos acostumbraban cantar dichas alabanzas, el camino a Viacha es también logro de los religiosos. En el primer cuerpo se encuentra el vano principal de acceso con un arco trilobulado y mascarones fitomorfos en el arrabá.
A los pies de la iglesia y en su muro sur, que alcanza un grosor de unos tres metros, o de dos metros y noventa y cinco centímetros según algunos autores, se halla la conocida como Puerta del Sol, que está formada por un simple arco apuntado con arrabá de ladrillos que en tiempos pasados estuvo oculto por varias capas de cal.
Según algunos autores, la fábrica del edificio era de sillería y mampostería caliza, siendo su fachada meridional la más antigua, románica del siglo XIII, en la que se abría la archivolta del ingreso, constituida por tres arcos lisos, en degradación, sobre ancha imposta corrida que simulaba capiteles de inexistentes columnas, pues las jambas eran apilastradas; otra pilastra a cada lado remontaba la puerta para formar un arrabá gracias a horizontal cornisa dispuesta en dentellones.
En el salón del ala meridional la modificación más importante consiste en la supresión de la parte baja de la fachada, para realizar en yesería una puerta adintelada, flanqueada por sendos prótomos de león y enmarcada por doble arquería geminada, de herradura ligeramente apuntada, la cual presenta sendos medallones con emblemas castellanos. Todo el conjunto se enmarca por arrabá con leyenda cúfica inscrita, datable a finales del siglo XII o principios del siglo XIII.