arqueólogo

(redireccionado de arqueólogos)

arqueólogo, a

s. OFICIOS Y PROFESIONES, HISTORIA Persona dedicada al estudio de los restos de las civilizaciones o sociedades del pasado.

arqueólogo, -ga

 
m. f. Persona que se dedica a la arqueología.
Traducciones

arqueólogo

archéologue

arqueólogo

archeologo

arqueólogo

archeolog

arqueólogo

arkæolog

arqueólogo

Archäologe

arqueólogo

archaeologist

arqueólogo

arkeologi

arqueólogo

arheolog

arqueólogo

考古学者

arqueólogo

고고학자

arqueólogo

archeoloog

arqueólogo

arkeolog

arqueólogo

archeolog

arqueólogo

arqueólogo

arqueólogo

археолог

arqueólogo

arkeolog

arqueólogo

นักโบราณคดี

arqueólogo

arkeolog

arqueólogo

nhà khảo cổ

arqueólogo

考古学家

arqueólogo

考古學家

arqueólogo

/a SM/Farchaeologist, archeologist (EEUU)
Ejemplos ?
Al descubrir los arqueólogos pozos de agua en el oeste de Chipre, los clasificaron entre los más antiguos del mundo, fechados en 9.000 a 10.500 años.
Y no volvieron a escribirse sino con motivo puramente científico. Y al cabo de un año, un Jahrbuch alemán publicó un artículo de sensación para todos los arqueólogos del mundo.
Consúltense al efecto las más renombradas de estas publicaciones, y verá el lector, con pena, que nuestra cultura durante el Renacimiento, nuestro colosal esfuerzo civilizador en el Nuevo Mundo, el tesoro de nuestro Romancero, las obras y autores más insignes del Teatro Español y hasta el océano insondable de la actividad científica española en los siglos XVI, XVII y XVIII, representada por tantos sabios fitólogos, geopónicos, matemáticos, arqueólogos, historiadores y filósofos, aparecen como nulos y sin valor, omitiendo con ignorancia, muy poco europea por cierto, millares y millares de nombres ilustres, de provechosas obras de consulta, de datos, en fin, inapreciables, tanto para el sabio como para el curioso.
Que esta casulla antigua se usaba en el siglo XIII es indudable; pues, según la opinión más corriente entre los arqueólogos, se usaron hasta el siglo XVI, en que se comenzó á recortar la tela de las casullas, que impedía manejar bien los brazos, con riesgo de alguna profanación, sobre todo en el manejo del caliz después de la consagración, ó al dar la comunión á los fieles.
En estos últimos años el nombre de Jávea ha estado en boca de todos los arqueólogos y amantes de las riquezas artísticas, por el descubrimiento del magnífico Tesoro de Jávea, que se conserva en el Museo Arqueológico Nacional.
En 1992, el doctor Snow culminó la formación de un grupo de antropólogos y arqueólogos forenses, que constituyeron el EAFG, primer equipo guatemalteco especializado en investigaciones antropológicas forenses.
Shakespeare, como auténtico artista que es, acepta, los hechos de los arqueólogos y los convierte en efectos dramáticos y pintorescos; realmente el traje de la humildad, el "traje de lana", como Shakespeare le llama, es el motivo principal de la obra.
Pitaviña se sitúa hacia la orilla izquierda del Jubones, entre la desembocadura de los ríos Quera y Casacay, ocupando el pintoresco poblado de Casacay, y que está a la distancia de diez kilómetros de la ciudad de Pasaje, en dirección noreste; en donde se ha encontrado una especie de tola hacia la cúspide del cerro, que los arqueólogos que han visitado este lugar suponen haber sido una fortaleza y tal vez la última avanzada de los Cañaris contra los pueblos costaneros, la misma que se halla a una altura de 205 metros sobre el nivel del mar.
Tenía como norma no contradecir jamás a ultranza a los arqueólogos testarudos y bajé la cabeza con convencimiento diciendo: – Es una pieza admirable.
Desde luego, para los historiadores y arqueólogos que han solucionado esta controversia de criterios sobre los Cañaris, han tenido que rebasar los quiméricos moldes de la leyenda y buscar con paciencia benedictina la fría estructura de la ciencia, escrutando por todos los ángulos, en unión con el sabio alemán Max Uhle, los primigenios brotes de la civilización Cañari, sin que con estos quiera decir que tal descubrimiento ha quedado solamente en atisbos, sino que han estado enriquecidos por abundantes estudios arqueológicos y etnológicos.
Felizmente el Ecuador ya tiene un equipo valioso y muy capacitado, formado con doctísimos arqueólogos que prometen en el futuro una verdadera batida del enigma de las culturas ecuatorianas, porque, a más de sus conocimientos especializados, tienen entusiasmo, bríos, y una verdadera consagración científica en seguir hurgando los vestigios del Litoral.
Lo único que habría que hacer es, pedir a estos sabios arqueólogos, visiten los lugares arqueológicos de la Provincia de El Oro, en donde permanecen como un cofre codiciable para la cultura.