arpa


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con arpa: APRA

arpa

(Del fr. harpe < germ. harpa, rastrillo.)
1. s. f. MÚSICA Instrumento musical de cuerda formado por una caja hueca triangular donde están colocadas las cuerdas verticalmente y que se toca con ambas manos.
2. arpa eolia MÚSICA Arpa que suena al entrar en contacto con una corriente de aire. anemocordio

arpa

 
f. mús. Instrumento músico de cuerda pulsada. Su origen se remonta a las civilizaciones egipcia y babilónica. En su forma actual, consta de cuarenta y seis cuerdas, montadas en un marco triangular de madera, con una caja de resonancia en la parte inferior, que le dan una extensión de más de seis octavas diatónicas.

arpa

(ˈaɾpa)
sustantivo femenino
música instrumento musical grande de cuerda que se toca con los dedos Las piezas sinfónicas para arpa no se escuchan con frecuencia.
Traducciones

arpa

harp

arpa

harp

arpa

قيثار, قِيثار

arpa

арфа

arpa

arpa

arpa

harfa

arpa

harpe

arpa

Harfe

arpa

harpo

arpa

harf

arpa

چَنگ

arpa

harppu

arpa

harpe

arpa

נבל

arpa

एक तरह की सारंगी

arpa

harfa

arpa

harpa

arpa

arpa

arpa

ハープ

arpa

arfa

arpa

harp

arpa

harpe

arpa

harfa

arpa

harpa

arpa

harpă

arpa

harfa

arpa

harfa

arpa

harpa

arpa

kinubi

arpa

harp

arpa

арфа

arpa

하프

arpa

พิณตั้ง

arpa

đàn hạc

arpa

竖琴

arpa

豎琴

arpa

SFharp
tocar el arpato be a thief, live by thieving
Ejemplos ?
Dame, ¡oh Señor!, de querub aliento porque pueda esta vida transitoria emplear en cantar con digno acento en medio de este edén tu inmensa gloria; y al lanzar desde aquí mi voz al viento dando a Granada su oriental historia, purifique, Señor, mi arpa cristiana el impúdico harén de una sultana.
Supo contar bellas historias de los altivos acantilados nórdicos y de las cataratas que se precipitan espumeantes con un estruendo comparable al del trueno y al sonido del órgano; y habló del salmón que salta avanzando a contracorriente cuando el Nöck toca su arpa de oro.
Venía con una gran arpa, y no bien pulsó la primera cuerda, todos levantaron la pierna izquierda, pues los duendes son zurdos, y cuando pulsó la segunda cuerda, todos tuvieron que hacer lo que ella quiso.
Y este soy yo: de este año de fiestas y motines sentí no más pasando zumbar en mi balcón los ecos más discordes, con pretensión de afines al parecer, pues juntos y a un tiempo oí clarines, campanas, tiros, órganos y salvas de cañón: aplausos, mueras, silbas, los salmos del entierro, el Réquiem y el Hossanna, los pitos y el fagot: murgas, orfeones, bandas, el arpa y el cencerro, chillidos de dos monos y hasta el ladrar de un perro…; todo el confuso estrépito que, huyendo de su encierro, harían las cuarenta legiones de Astaroth.
Lamartine, el gran poeta de las melancolías y dulzuras, fué el más infeliz de los políticos. Los pueblos no son el arpa de marfil que, pulsada por el bardo, produce melodías.
– En cuanto a un grito imaginario –añadí–, ¡escuche por un momento el viento de este extraño valle mientras hablamos tan bajo y los disparatados sonidos de arpa que arranca a los cables telegráficos!
-Buen remedio -dijo Loaysa-: procurad vos tomar las llaves a vuestro amo, y yo os daré un pedazo de cera, donde las imprimiréis de manera que queden señaladas las guardas en la cera; que, por la afición que os he tomado, yo haré que un cerrajero amigo mío haga las llaves, y así podré entrar dentro de noche y enseñaros mejor que al Preste Juan de las Indias, porque veo ser gran lástima que se pierda una tal voz como la vuestra, faltándole el arrimo de la guitarra; que quiero que sepáis, hermano Luis, que la mejor voz del mundo pierde de sus quilates cuando no se acompaña con el instrumento, ora sea de guitarra o clavicímbano, de órganos o de arpa...
Que os es muy grato a las bellas al són del arpa importuna oir amantes querellas, ya al brillo de las estrellas ya al resplandor de la luna.
Del mismo modo que la energía química de los alimentos se transforma, al pasar por nuestra sustancia, en el más prodigioso conjunto de fenómenos, las energías naturales engendran, al pasar por los mecanismos humanos como pasa el viento por las cuerdas de un arpa, la armonía anunciadora del universo futuro.
Dotada de imaginación ardiente y de fácil memoria, recitaba con infantil gracejo romances caballerescos y escenas cómicas de Alarcón, Lope y Moreto: tañía con habilidad el arpa y cantaba con donaire al compás de la guitarra las tonadillas de moda.
De tu boca, más fresca que aura de río, cae la sonrisa en mi alma como un rocío; tu voz es a mi oído música grata cual de arpa que en la sombra su son dilata; tus palabras del cielo son armonía, los besos de tu boca miel y ambrosía.
En elecciones, o candidato, pero por si las moscas, perdón, por si acaso, un Presidente, un ministro, de vez en cuando iba un ministro por allá, tremenda ternera, y hay que buscar güisqui, arpa, cuatro y maraca, y fiesta pues, en honor al visitante.