armario

(redireccionado de armarios)
También se encuentra en: Sinónimos.

armario

(Del lat. armarium < arma, armas.)
1. s. m. Mueble para guardar objetos, cerrado con puertas y provisto de perchas, estantes o cajones.
2. armario de luna Armario ropero con espejos en las puertas.
3. armario empotrado Armario construido en un hueco entre paredes o en el espesor de un muro.
4. armario ropero Armario de uno o más cuerpos destinado a guardar ropa.

armario

 
m. Mueble con puertas y anaqueles o perchas en su interior, donde se pueden guardar libros, ropas u otros objetos.
Salir del armario. loc. Dar a conocer públicamente una persona, de manera voluntaria, su condición de homosexual.

armario

(aɾˈmaɾjo)
sustantivo masculino
mueble con puertas, para guardar ropa u otras cosas un armario de cuatro puertas
Sinónimos

armario

sustantivo masculino
Traducciones

armario

šatník, skříň, skříňka

armario

garderobe, skab

armario

hallitus, kaappi, vaatekaappi

armario

garderoba, ormar, ormarić

armario

キャビネット, 戸棚, 洋服だんす

armario

옷장, 찬장, 캐비닛

armario

kast, kleerkast

armario

garderobe, skap

armario

garderob, skåp

armario

คณะรัฐมนตรี, ตู้, ตู้เสื้อผ้า

armario

tủ có nhiều ngăn, tủ đựng chén bát, tủ quần áo

armario

гардероб

armario

衣櫃

armario

SM [de cocina] → cupboard, closet (EEUU); [de ropa] → wardrobe, closet (EEUU)
armario botiquínmedicine chest o cabinet
armario empotradobuilt-in cupboard
armario roperowardrobe, closet (EEUU)
Ejemplos ?
Su responsabilidad y bien ganado prestigio como Maestro, en tres años de Rectorado, ha inventariado ya estas obras: construcción de un Pabellón con cuatro aulas y aumento de dos más en el local antiguo; dotación de Gabinetes elementales para Física, Química y Ciencias Naturales; material didáctico para Biología; arreglos de los Gabinetes; adquisición de ayudas audiovisuales con proyectores; un moderno Laboratorio de Idiomas con sus equipos necesarios; colocación de azulejos y baldosas en las piscinas y anexos; incremento de herramientas y más enseres para los Talleres de Artesanías, Costura, Economía, Educación Física y Banda de Guerra; adquisición de 48 máquinas de escribir para Mecanografía; escritorios, armarios...
597.- La fuerza en las cosas o fractura consiste en cualquier quebrantamiento, rompimiento, demolición, horadamiento, o cualquier otra violencia que se ejecute en embarcaciones, vagones, aeróstatos, paredes, entresuelos, techos, puertas, ventanas, rejas, armarios, cómodas, cofres, maletas, papeleras o cualesquiera otros muebles cerrados; la remoción de cadenas, barras u otros instrumentos que sirvan para cerrar, o impedir el paso y guardar las cosas; y la ruptura de correas, sogas, cordeles u otras ataduras que resguarden algunos efectos, y el uso de ganzúas.
Nada me complacía tanto como leer o escuchar horribles historias de genios, brujas y duendes; pero, por encima de todas las escalofriantes apariciones, prefería la del Hombre de Arena que dibujaba con tiza y carbón en las mesas, en los armarios y en las paredes bajo las formas más espantosas.
Es un cuarto con dos camas. A derecha e izquierda, arrimados a la pared, sendos armarios de espejo, que se parecen como dos gotas de agua...
-Mire usted, aquellos cofres, aquellos armarios están llenos de ropas de otros como usted; nadie parece a sacarlas, y nadie da por ellas el valor que se prestó.
Desde la mañana siguiente me dediqué con ardor al trabajo. La viuda me confió la llave de los cajones y armarios donde guardaba sus notas y borradores Sofías.
Todo está fundido: todo se ha vendido para alimentar el fuego de las retortas que no quiere devolver ni una partícula del oro que devora. Vacíanse las bodegas, los graneros, los armarios; desaparecen los lacayos que son reemplazados por ratas y ratones.
Yo cantaba alegremente por los cristales rajados y las grieteadas murallas; soplaba hasta dentro de los armarios de las lindas señoritas, do, mustios de color, llenos de arrugas se veían los hermosos trajes de más felices tiempos que era hoy imposible reemplazar y que aún debían ponerse.
-Tú necesitar cabeza. Tú fotografiar. Tú conservar luego calavera en tus armarios... Yo mondo calavera y doy a ti. Después me dijeron en la Embajada que Muley había hecho perfectamente, porque sólo ejemplos de castigos duros previenen las agresiones en aquella tierra...
Su madre tenía que echar las llaves a todos los armarios porque, al menor descuido, el muchacho cogía los bollos, las onzas de chocolate y los dulces que sabía guardaban en los aparadores del comedor.
¡La encontraba «de un tono demasiado subido para su posición económica»; la leña, el azúcar y las velas se gastaban como en una gran casa y la cantidad de carbón que se quemaba en la cocina habría bastado para veinticinco platos! Ella ordenaba la ropa en los armarios y le enseñaba a vigilar al carnicero cuando traía la carne.
En general, los armarios a que pertenecían no estaban cerrados, y las haves terminaron por no servir más que para divertir a Jip; pero Dora estaba contenta, y eso era suficiente para mí.