arlequín

(redireccionado de arlequines)
También se encuentra en: Sinónimos.

arlequín

(Del ital. arlecchino < fr. ant. Hellequin.)
1. s. m. Bufón, gracioso que se viste con un traje a cuadros o rombos de diferentes colores y antifaz negro tapando el rostro.
2. coloquial Persona que se comporta con poca seriedad.
3. COCINA coloquial Sorbete de dos o más sabores.

arlequín

 
m. Personaje cómico en la antigua comedia italiana; llevaba mascarilla negra y traje de cuadros o losanges de distintos colores.
Persona vestida con este traje.
Bufón.
fig.Persona informal y ridícula.
Sorbete de dos o más sustancias y colores.
Sinónimos

arlequín

sustantivo masculino
Pantaleón.
Se trata de un personaje de la comedia italiana.

arlequín:

bufónpayaso,
Traducciones

arlequín

Harlekin

arlequín

arlequin, baladin

arlequín

arlecchino

arlequín

harlekijn

arlequín

Arlekin

arlequín

Harlekýn

arlequín

Harlequin

arlequín

할리퀸

Arlequín

SMHarlequin

arlequín

SM
1. (= persona cómica) → buffoon
2. (= helado) → Neapolitan ice cream
Ejemplos ?
En ambas lecturas Nikki quedó intrigado con los arlequines o bufones, personajes que vistiendo coloridos trajes eran decapitados si fallaban en su labor de entretener al rey.
También van acompañados por dos niños impúberes, vestidos con un traje rojo y amarillo (parecido a los arlequines), que se conocen como " tucusitos ".
En el año 1991, Blanch editó su LP debut como solista: Fiel a sus fieles, presentado con escasa presencia de público en el desaparecido teatro Arlequines (de Buenos Aires).
En este se presentaron la compañía «Los Arlequines» con la tiple cómica Carmelita Rodríguez y el barítono Gerónimo Galian así como las de Belauzarán con sus obras: «La corte del Faraón» y «El país de los cantones».
Durante el Renacimiento tuvieron un auge inesperado con la comedia dell'arte italiana, siendo las máscaras notablemente burlescas para estas comedias de improvisación con un repertorio fijo de personajes y esquemas básicos argumentales –por lo tanto arquetípicos–: arlequines, pierrots y colombinas, entre otros, que podían decir impunemente la verdad.
Estaban los Reyes fastuosa y orientalmente vestidos, de brocados de oro y plata, bordados de imitación de perlas y piedras preciosas, y detrás de los tres figurones, tres dromedarios erguían sus jorobas, sostén de una canasta llena de juguetes llamativos: arlequines, mamarrachillos guiñolescos, pierrots pálidos, muñecas pelirrubias, bebés llorantes y con su biberón al lado, perrillos, cuyas lanas eran auténticas, y enfermeritas con sus tocas, donde sangraba la roja cruz.
El vejete palabrero Que a poder de letuario, Acostándose Canario Se nos levanta jilguero, Su Jordán es el tintero, Y con barbas colorines Trae bigotes arlequines, Como el arco celestial.
A veces la animación alada se silencia en estas montañas, pero en recompensa de esta falta, la mayor parce de las aves ostentan un plumaje esplendido y encantador, hay entre ellas una caprichosa combinación de colores para producir efectos sorprendentes; unos se visten de un traje austero, de terciopelo negro con adornos amarillos; otros, de escarlata o de verde azul; otros, como los arlequines, se viseen de siete colores, adornándose con vanidad la cola y la crestilla de la cabeza.
En 1993 debutan en el Teatro Arpegios y luego se presentan en Arlequines, el Manicomio, el Circo y varios pubs y en más reuniones.
En la década de 1990 realiza una obra de gran tamaño titulada Mujer y máscaras, que está expuesta en las Galerías Pacífico de la ciudad de Buenos Aires, con la temática de arlequines y comediantes italianos, incursionando en el surrealismo (figuras tapadas, escondiendo sus caras).
Antonio Sacco o Sacchi (1708-1788), el "Truffaldino" favorito de Goldoni y Carlo Gozzi. Carlo Bertinazzi (1710-1783), alias "Carlin", uno de los más recordados Arlequines de Francia.
Seducido por el potencial comercial de un personaje que nació muerto de hambre y para escándalo de los referentes intelectuales de siglos pasados, en el umbral del siglo XXI se pusieron en escena nuevos arlequines más o menos literarios, cinematográficos o cibernéticos; de entre los más populares, puede mencionarse a la nueva Harley Quinn, enemiga de Batman y secuaz de Joker, perversión de el enigmático señor Quin de Agatha Christie.