aritmética

aritmética

(Del lat. arithmetica < gr. arithmetike.)
s. f. MATEMÁTICAS Parte de las matemáticas que estudia las operaciones realizadas con números.

aritmética

(aɾitˈmetika)
sustantivo femenino
matemática rama de la matemática que estudia las operaciones con números Los niños aprenden aritmética en la escuela.
Traducciones

aritmética

Arithmetik

aritmética

arithmétique

aritmética

aritmética

aritmética

حسابي

aritmética

arytmetyka

aritmética

算术

aritmética

算術

aritmética

aritmetika

aritmética

aritmetiske

aritmética

산술

aritmética

เลขคณิต

aritmética

SFarithmetic
Ejemplos ?
2º.–Se recibirán en el Colegio de cuenta de la hacienda pública, doce niños pobres que vistan beca, quienes deberán saber leer, escribir y aritmética; que no pasen de doce años, y que se les advierta capacidad para las ciencias.
También oí decir que a un niño, hijo de un carbonero, le habían admitido a cambio de la cuenta del carbón, por lo que le apodaban míster Cambio, nombre elegido del libro de aritmética y alusivo al arreglo.
Y en pedagogía contribuyó a la educación mexicana con:  Gotitas de Rocío. Recitaciones para primaria.  Juegos de Aritmética para primaria.  Información Gramatical para sexto año de primaria.
0,15 0,30 Petróleo 0,90 1,50 Ahora bien; según cálculos rigurosamente controlados, resulta que el número índice de los precios de subsistencias al detalle en Barcelona, que en el mes de octubre de 1914 fue 99,8, resultó ser en igual mes de 1918, 137,5, y en noviembre del presente año, alcanzaba la progresión aritmética a 192,6.
Tal es la eficacia de sus iluminadas o obscurecidas sombras y líneas; y ya que líneas dije, córralas la Aritmética en sus pautadas reglas.
-Nos enseñaban a beber y a escupir, naturalmente. Y luego, las diversas materias de la aritmética: a saber, fumar, reptar, deificar y sobre todo la dimisión.
Alicia no pudo menos de sonreír mientras sacaba su cuaderno de notas y escribía en él la operación aritmética en cuestión: 365 -1 ----- 364 Humpty Dumpty tomó el cuaderno y lo consideró con atención.
Sócrates: Y cuando se sabe bien una cosa, ¿no es igual demostrarla a uno por uno, o a muchos a la vez, como un maestro de lira enseña a uno o a muchos discípulos? Alcibíades: Eso es cierto. Sócrates: Y el mismo maestro, ¿no es capaz de enseñar la aritmética a uno o a muchos? Alcibíades: Sí.
Sócrates: Es cierto; pero puedo por lo menos mostrarte de qué objeto cada una de estas ciencias es la ciencia, objeto bien diferente de la ciencia misma. Así es, que la aritmética es la ciencia del par y del impar, de sus propiedades y de sus relaciones.
Y el pensamiento central del hombre primitivo no es la aritmética o la física, es su noción de Dios sobre el mundo y del mundo bajo Dios; es el mito.
acques llegaba indefectiblemente al Colegio a las nueve de la mañana; averiguaba si había faltado algún profesor, y en caso afirmativo, iba a la clase, preguntaba en qué punto del programa nos encontrábamos, pasaba la mano por su vasta frente como para refrescar la memoria, y enseguida, sin vacilación, con un método admirable, nos daba una explicación de química, de física, de matemáticas en todas sus divisiones, aritmética, álgebra, geometría descriptiva o analítica, retórica, historia, literatura, ¡hasta latín!
Yo no me atrevía a coger algún libro divertido, y meditaba sobre algún indigesto tratado de aritmética, en el que las tablas de pesos y medidas se transformaban en canciones como Rule Britannia o Away Malancholy, y las lecciones se negaban a dejarse estudiar, y todo pasaba a través de mi desdichada cabeza, entrándome por un oído y saliéndome por otro.