arisco

(redireccionado de ariscos)
También se encuentra en: Sinónimos.

arisco, a

adj. Huraño, intratable se hizo arisca en el trato, más reservada y recelosa.

arisco, -ca

 
adj. Díc. de las personas ásperas, intratables.
Díc. de los animales indómitos y fieros.

arisco, -ca

(aɾ'isko, -ka)
abreviación
1. persona o animal que es hosco e indócil gato arisco
2. cosa que es característica de quien es hosco personalidad arisca
Traducciones

arisco

barsch, harsch

arisco

ADJ [animal] → unfriendly; [persona] → unsociable, standoffish, surly
Ejemplos ?
-«Te lo tomo porque es bueno, contestó el criollito, en tono de conocedor; siempre tengo que atar animales ariscos y necesito buenas huascas».
Al día siguiente fuese a recorrer el jardín y a visitar los rosales que daban nombre a la quinta, cuyas flores eran sus queriditas amigas; por la tarde dio una vuelta por el prado y llegose al riachuelo; pero los ariscos peces se escondieron y sólo logró ver la cola de uno al meterse debajo de una piedra.
Nunca puede saber el caballo más mimado y mejor invernado, de las cercanías, donde acabará sus días. Pero, los estancieros también se van poniendo más ariscos y la policía más activa.
VII ¡Colinas plateadas, grises alcores, cárdenas roquedas por donde traza el Duero su curva de ballesta en torno a Soria, oscuros encanares, ariscos pedregales, calvas sierras, caminos blancos y álamos del río, tardes de Soria, mística y guerrera, hoy siento por vosotros, en el fondo del corazón, tristeza, tristeza que es amor!
-«Pues amigo, pensaba: ¡cómo serán de ariscos los redomones para semejantes maneadores!» Y casi se quedó atónito, al ver que, a más del cabestro, compraba el otro diez metros de cabo de manila, para completar el surtido.
Embalsamados países de ópalo y de ventiscos bruma el esplín de sus discos, en cuyos glaciales bancos adoran dos osos blancos a los Menguantes ariscos.
Por fin, volvió a montar, pero el petizo se puso inquieto, tanto que por poco hubiera corcoveado; ¡cómo no!, si ya tenía la cincha en la verija, lo que a don Gustavo le dio otro trabajito. -«Si hasta los mancarrones viejos se vuelven ariscos con él», decían, riéndose, los compañeros.
Entre grandes y chicos, entre machos y hembras, eran cerca de doscientos. Ariscos, gruñendo, con unos colmillos que daban miedo, vueltos, quién sabe desde cuándo, al estado de semisalvajes, no parecían realmente merecer todo el trabajo y todos los gastos que le causaban a Benjamín.
Líbrase circular, mandato expreso que a todos los cuadrúpedos emplaza en beneficio del ilustre preso. El reino todo se levanta en masa, y de ariscos y fieros animales un individuo va de cada raza.
El susto fue rudo, pero breve; el mismo galope restableció el equilibrio físico y moral del jinete; y Nicolás Guazzalone, cuando vuelve a pasar por delante de la puerta de la casa de negocio, donde le había parecido oír, momentos antes, un concierto de risas burlonas, aunque siempre tenga los pies abiertos, el sombrero en la nuca, y el pantalón arremangado, lleva ya inscripta en la mirada orgullosa, la conciencia de su valor como amansador de animales ariscos, y hasta se atreve a castigar el tordillo, arriesgada parada, ésta, que casi descompone las cosas.
Mientras que alrededor se escucha el sonar de los instrumentos, junto con los cantos, dando pie a que el danzante, que tiene sangre en las manos, se convierte de alguna manera en el médium del espíritu del diablo y del Venado, interpretando así sus pasos y movimientos, los cuales pueden llegar a ser, tímidos, cautelosos, ariscos y juguetones, lo que le dan una característica muy especial y muy colorida a la interpretación de la danza.
• Color: Rojo, crema, azul crema y lila crema; punto tortuga en foca y chocolate; y punto lince en foca, chocolate, azul, lila, rojo, tortuga chocolate, crema azul, lila crema, y foca tortuga. Los korat suelen ser muy afectuosos con sus amos pero un poco ariscos con extraños y niños.