arimez

arimez

(Del ár. al-imad, pilastra, sostén.)
s. m. ARQUITECTURA Resalto que sirve de refuerzo o de adorno en el exterior de algunos edificios.
NOTA: En plural: arimeces

arimez

 
m. arq. Resalto de algunos edificios, a modo de refuerzo o adorno.
Ejemplos ?
El palacio se encuentra en los bordes de una gran plaza donde se encuentran obras tardo góticas con detalles renacentistas y barrocos; a pesar de la presencia de un arimez central de uso nórdico, el edificio deriva de Bramante y Serlio.
La fachada horadada por grandes aperturas, está planeada sobre cuatro órdenes delimitados por cornisas que indican los pisos; el arimez, con el arco de medio punto, está adornado mediante columnas binadas y nichos.
Por ejemplo, entre 1615 y 1620, Elias Holl realizó el Rathaus de Augsburgo, con un arimez central cerrado por un tímpano moldurado; a los lados del piso de la parte superior se alzan dos torres con planta cuadrada, sobre las cuales se pusieron dos volúmenes poligonales con cúpulas acebolladas.
El ábside principal es un volumen pentagonal de tres cuerpos bien definidos por sus cinco paños, sus cinco dobles juegos de ventanales ojivales y sus cuatro contrafuertes recorridos por dos líneas de arimez, lo que le proporciona un aspecto macizo y robusto, a la vez que airoso.
El conjunto se erige sobre un alto basamento que salva la pendiente del terreno y coloca la planta baja que abre a la calle en tres arcos de medio punto y otro de idéntica flecha y luz en el lateral izquierdo. En vertical la distribución se hace en tres calles, la central en arimez concentra toda la decoración y el movimiento en planta.
La fuente de la Breña fue construida en el siglo XVII (durante el reinado de Felipe III, como demuestra la inscripción que figura en el centro de la misma «MARCO 1612» en forma de arimez sobre un muro.
En el lado meridional se abre una portada en arimez con tres arcos de medio punto con guardapolvo y capiteles que combinan los motivos decorativos vegetales con las figuras humanas y de animales.
En arquitectura, se llama saliente, saledizo o arimez, respecto de un muro, cualquier miembro que sobresale del paramento. Éste puede ser alguno de los siguientes: Repisa, si se destina a sostener un busto o estatua o elemento equivalente.