argumentación


También se encuentra en: Sinónimos.

argumentación

1. s. f. Acción de argumentar.
2. Argumento, razonamiento de algo con el que se intenta convencer su argumentación carece de sentido lógico.

argumentación

 
f. Acción de argumentar.
Argumento (razonamiento).
Sinónimos

argumentación

sustantivo femenino
Traducciones

argumentación

аргументация, довод

argumentación

argumentation

argumentación

Argumentation

argumentación

argumentation

argumentación

SF (= acción) → arguing; (= razonamiento) → argument, reasoning
Ejemplos ?
He escuchado con atención, con interés, la argumentación del diputado que me antecedió en el uso de la palabra y que habló en el pro.
Pues que tú no viudas yaces las noches, para nada callado, tu lecho lo clama, de guirnaldas y sirio olivo fragante, y el almohadón, y las bolsas, y este y aquel hundido, y de tu trémulo lecho la agitada argumentación y su circunvolución.
Baste señalar que el introductor del comtismo en México, Gabino Barreda, varió incluso el consagrado lema de “Amor, Orden y Progreso”, por el de “Libertad, Orden y Progreso”, en su célebre “Oración cívica” de 1867, discurso que lo elevó a los primeros planos de la política nacional por la lúcida argumentación con que pretendió demostrar la acción de la ley del progreso en la historia mexicana, la inevitabilidad del triunfo liberal, consumado ese año, y el prometedor futuro que se abría ante la nación azteca.
Susviela en ese escrito aspiraba a demostrar que el crimen de su patrocinado debía ser calificado de crimen político y en uno de los giros de su argumentación dijo así: “Recuérdese, en apoyo de lo que he expuesto, que días antes de la muerte del doctor Varela, hubo en el campo sitiador una pueblada de vascos y canarios que conducían entre la crápula y el escarnio un busto que representaba al desgraciado fundador del “Comercio del Plata” y cuya efigie acabaron por despedazar como por vía de ejemplo de lo que deseaban hacer con la persona misma de Varela” (PACIFICO RODRÍGUEZ VILLAR p.
La mayor parte de los incrementos en productividad provenían de reformas estructurales que se realizaron durante mi administración. Seguramente 10% sí, pero cualquier línea de argumentación necesitaba determinar cuál era el tipo de cambio real de equilibrio.
Cromwell no se atrevió ó no quiso declararse trey, y al investirse con el título de Lord Protector, hizo llevar •delante de sí una Biblia y su espada.— Bolívar, como César •y como Cromwell, era más que un rey, y con su corona cívica «llevaba delante de sí, por atributos de su monocracia, su es- »pada de Libertador y su Código boliviano, que era la Biblia •de su ambición personificada.» Nunca, con argumentación más vigorosa, habíamos visto com- batida la vitalicia de Bolívar.
Por otro lado, de acuerdo a la argumentación pública que utilizaron inicialmente, que insistía en que toda la devaluación durante 1995 se debía a la sobrevaluación que recibieron de mi administración, se traducía en que los incrementos en productividad durante su sexenio debieron ser de 94%.
Y no estoy haciendo una argumentación política, acá estoy jugando veinticinco años dedicada a la ciencia del derecho constitucional.
Ahora, entrando al fondo, el dictamen apoya las razones dadas por el Ejecutivo para el decreto de socialización de la banca, y luego, de la iniciativa que estamos discutiendo, para reformar la Constitución en tres de sus artículos y en el 73 por partida doble. Considera buena la argumentación y da entre otras, dos razones a las que yo me quiero referir.
Quizá esta es la principal razón de que ahí, en Acción Nacional, discrepando con el contenido de esas ideas, se reconociera la calidad, el fundamento de la argumentación en esta materia.
Toda su argumentación se redujo a lo siguiente: si la clase obrera obliga a la clase capitalista a pagarle, en forma de salario en dinero, cinco chelines en vez de cuatro, el capitalista le devolverá en forma de mercancías el valor de cuatro chelines en vez del valor de cinco.
Declaras que no te interesa discutir aquí las intenciones del Presidente de la República, lo que por mi parte tampoco, ahora, voy a discutirte; pero no considero razonable afirmar que lo haces porque los hechos históricos y políticos se juzgan por lo que realmente ocurrió y no por la interpretación de cuál sería el estado de ánimo de personas que se estiman o se quieren, toda vez que el fondo de tu argumentación pretende justamente demostrar que la intención del Gobierno sería llevar el país hacia una dictadura de extrema izquierda para lo cual señalas algunos hechos que la justificarían y callas otros que prueban lo contrario, aparte de que también fue un hecho histórico, no el golpe dictatorial marxista-leninista, sino el golpe dictatorial fascista.