argos

argos

  (de Argos, personaje mitológico)
m. Persona muy vigilante.
zool. Ave fasianiforme (Argusiana argus) que vive en Malaysia. Se caracteriza por su cola, que los machos abren a modo de pavos reales cuando verifican la danza nupcial delante de las hembras.

Argos (Árgos)

 
C. de la Grecia antigua, cap. de la Argólida. La c. moderna está edificada sobre la acrópolis; 20 702 h.

Argos (Árgos)

 
mit. Gigante de cien ojos, de los cuales solo dormían cincuenta alternativamente.
Traducciones

argos

Аргос

argos

Argos

argos

Argos

argos

Άργος

argos

Аргос

argos

阿尔戈斯

argos

阿爾戈斯

argos

Argos

argos

Argos

argos

ארגוס

argos

アルゴス

argos

Argos

Argos

SMArgus
Ejemplos ?
La otra es su prima, Julia su nombre, y un viejo tío es el curador y el Argos destas dos huérfanas Ios; ambas por casar, y tienen dos mayorazgos muy ricos con que puede hacer dichoso cada cual a su marido.
CORO Rayo de sol, la luz más hermosa de las anteriores que se ha mostrado en Tebas la de las siete puertas, te has mostrado, oh ojo del día dorado, tras venir sobre las corrientes Dirceas, y empujar al mortal de blanco escudo que vino de Argos con la armadura hoplita como fugitivo presuroso con el bocado más punzante...
Hoy es cuando yo me debo cortar el cabello y tú el tuyo si es cierto que nuestro razonamiento ha muerto y que no podemos resucitarlo; si yo estuviera en tu lugar y hubiese sido vencido, juraría como los de Argos no dejar que volviera a crecerme el cabello hasta haber logrado a mi vez alcanzar la victoria sobre las razones de Simmias y de Cebes.
Pues ellos son argos en observar que este travajo refluye sobre ellos por el trancito delas distancias, el que seles ace practicar, sin una urgencia precisa.
No creo que ahora se pueda culpar a ningún guerrero, porque todos sabemos combatir y nadie está poseído del exánime terror, ni deja por flojedad la funesta batalla; sin duda debe de ser grato al prepotente Cronión que los aqueos perezcan sin gloria en esta tierra, lejos de Argos.
Tú como siempre, manda con firme decisión a los argivos en el duro combate y deja que se consuman uno o dos que en discordia con los demás aqueos desean, aunque no realizarán su propósito, regresar a Argos antes de saber si fue o no falsa la promesa de Zeus, que lleva la égida.
Y si conseguimos volver a los fértiles campos de Argos de Acaya, será mi yerno y tendrá tantos honores como Orestes mi hijo menor, que se cría con mucho regalo.
Y si conseguimos volver a los fértiles campos de Argos de Acaya, serás su yerno y tendrás tantos honores como Orestes, su hijo menor que se cría con mucho regalo.
Los habitantes de Argos, Tirinto amurallada, Hermíona y Asina en profundo golfo situadas, Trecena, Eyonas y Epidauro en vides abundosa, y los jóvenes aqueos de Egina y Masete, eran acaudillados por Diomedes, valiente en la pelea; Esténelo, hijo del famoso Capaneo, y Euríalo, igual a un dios, que tenía por padre al rey Mecisteo Talayónida.
Pero la diferencia que hay entre ellos y nosotros es, que remontan hasta Júpiter por una gradación continua de reyes sin ninguna interrupción; los unos han sido reyes de Argos y de Lacedemonia, y los otros siempre han reinado en Persia y han poseído muchas veces el Asia, como sucede en este momento; en lugar de que nuestros abuelos no han sido más que simples particulares como nosotros.
Vuestra lealtad, que al sol resplandeciente su luz opone, alivia mi tormento; y así, mientras de Anarda peno ausente, en prendas quedaréis de mi firmeza, que ser Argos de Anarda es gran ventura, por mirar con cien ojos su belleza.
Nunca se apartaba della la gitana vieja, hecha su Argos, temerosa no se la despabilasen y traspusiesen; llamábala nieta, y ella la tenía por abuela.