aretino

aretino, -na

 
adj.-s. De Arezzo.
Díc. de la cerámica roja romana fabricada en Arezzo y adornada con incisiones. Se llama también terra sigillata.
Ejemplos ?
Pero el sonetista más influyente de la centuria es, sin duda, el poeta aretino Petrarca, en cuyo Cancionero el soneto se revela como la estructura más adecuada para la expresión del sentimiento amoroso.
En 1539 se trasladó a la Universidad de Padua durante cuatro años donde dio conferencias de filosofía y participó en las actividades de la Accademia degli Infiammati, donde llegaría a ser " príncipe " durante un tiempo. En 1541 escribió a Pietro Aretino, exponiéndole sus ideas sobre la vernaculización de la prosa científica.
Texte latin revu sur les premières éditions et traduction littérale, la seule complète, par le traducteur des Dialogues de Pietro Aretino Alcide Bonneau, 4 vol.
Sin lugar de impresión. Epistulae. Interprete Francesco Aretino, Bruti et Hipocratis epistolae per Rainucium traducta ad NicolaumV. Pon.
(Ilustardo por Waldeck.) (en inglés) Lawner, L., 1988: I Modi: the sixteen pleasures: an erotic album of the Italian Renaissance:Giulio Romano, Marcantonio Raimondi, Pietro Aretino, and Count Jean-Frederic-Maximilien de Waldeck.
Pietro Aretino (Arezzo, 20 de abril de 1492 - Venecia, 21 de octubre de 1556) fue un poeta, escritor y dramaturgo italiano. Conocido principalmente por sus escritos licenciosos (sobre todo por sus Sonetos lujuriosos), también firmó obras moralizantes que le congraciaron con el ambiente cardenalicio que frecuentó.
Jean Auguste Dominique Ingres, Francesco da Rimini et Paolo Malatesta (Francesco da Rimini y Paolo Malatesta) o La muerte de Leonardo da Vinci (1818). Pierre-Nolasque Bergeret, Pietro Aretino en el taller de Tintoretto (L'Arétin dans l'atelier du Tintoret), Salón de 1822.
Fuentes italianas contemporáneas (Pietro Aretino) citan ese retrato de la emperatriz, calificándolo de trivial, posiblemente por no adecuarse al gusto italiano, pero molto simile al vero, e indican que complacía al emperador, al menos lo suficiente como para basar en él el encargo de Tiziano.
El otro san Antimo al que se atribuye el nombre de la abadía era u diácono aretino, martirizado junto a san Donato en el año 352.
En los siglos XV y XVI, en la época del Renacimiento el amor ya era considerado un derecho natural por lo que los hijos bastardos eran llamados «hijos del amor». Leonardo da Vinci, Giorgione, el Aretino, los Borgia eran tan hijos del amor como Bocaccio.
Estas obras de San Marcos fueron recibidas con un aplauso general muy significativo, incluyendo el de Pietro Aretino, muy influyente amigo íntimo de Tiziano, que hasta entonces no tenía buena opinión de Tintoretto, uno de los pocos hombres que no se dignaban a buscar su favor.
Siguió el arresto de san Donato, su asesinato junto a otros cristianos, la destrucción de los libros y de los ornamentos litúrgicos, como sucedía frecuentemente en la persecución de Juliano. Antimo, único de los compañeros martirizados junto a Donato, no fue sepultado en Pionta, en el aretino, sino en otro lugar.