areopagita

areopagita

 
m. Miembro del areópago de Atenas.
fig.Juez imparcial, justo, incorruptible.
Ejemplos ?
Asimismo, la frase también puede ser vinculada con el neoplatonismo, y con la mística cristiana del Pseudo Dionisio Areopagita, en las cuales, lo Uno, la máxima categoría ontológica, se encontraba más allá de las dicotomías "ser - no ser", "finito - infinito", "conocimiento - ignorancia", "eterno - temporal" razón por la cual, el Pseudo Dionisio, al referirse a la Divinidad, la llama "divina tiniebla".
En algunas descripciones puede rastrearse la influencia del Pseudo Dionisio Areopagita, como la visión de Dios en las tinieblas; y de san Bernardo de Claraval, con el simil del hierro incandescente.
Misticismo Teología mística Teología mística cristiana Pseudo Dionisio Angelología cristiana Jerarquía eclesiástica (Iglesia) Nombres de Dios Pseudo Dionisio Areopagita, Obras Completas: Los nombres de Dios.
Finalmente, podemos nombrar a Juan Escoto Erígena, artífice de la vida intelectual en la Francia occidental de Carlos el Calvo, cuya obra teológica innovadora (influenciada por la teología negativa de Pseudo Dionisio Areopagita y la renovación de la dialéctica) tendrá una influencia durante varios siglos.
A esta etapa pertenecen también dos lienzos de singular iconografía conservados en el Museo Diocesano de Huesca, firmados ya como pintor del rey, en los que representó a San Dionisio Areopagita observando el eclipse del sol ocurrido a la muerte de Cristo y a su discípulo San Jeroteo, primer obispo de Segovia según los falsos cronicones de Jerónimo Román de la Higuera.
Para Suger, que había sido influido por los escritos del Pseudo Dionisio Areopagita, la ornamentación de la iglesia —con objetos de oro, piedras preciosas, vidrieras, pinturas y esculturas—, era un instrumento educativo muy valioso, una manera de presentar de manera visual la doctrina al pueblo y hacer más fácil su comprensión.
Sin duda fue esta consideración la que indujo ante todo a Dionisio Areopagita a decir que, en ese milagro, el primer móvil se detuvo, y que entonces, por consecuencia, se detuvieron todas las esferas celestes: San Agustín es de la misma opinión y el Avilense la confirma en largos desarrollos.
Pero algunos hombres se adhirieron a él y creyeron, entre ellos Dionisio Areopagita, una mujer llamada Damaris y algunos otros con ellos.
Pero, aun cuando debiera afirmarse que, cuando en los pasajes de la Escritura nos encontremos con proposiciones naturales que están interpretadas de modo concordante por todos los Padres, debamos tomar posición, ya para condenarlas, ya para admitirlas, no creo que este modo de proceder haya de aplicarse en nuestro caso, pues esos pasaJes de la Escritura reciben interpretaciones divergentes por parte de los Padres: asi, Dionisio Areopagita declara que no fue el Sol, sino el primer móvil el que se detuvo; San Agustín piensa del mismo modo cuando declara que fueron todos los cuerpos celestes quienes se detuvieron; el Avilense es de la misma opinión.
Jeroteo de Atenas fue un personaje del siglo I, convertido al cristianismo por San Pablo y nombrado primer obispo de Atenas hacia el año 53, maestro de Dionisio Areopagita.
En los Hechos de los Apóstoles no se le menciona; las primeras y escasas noticias históricas acerca de este Jeroteo, llamado " el Divino ", aparecieron en las crónicas de un escritor desconocido del siglo V que firmó sus obras con el pseudónimo de Dionisio Areopagita, a quien los autores posteriores nombraron Pseudo Dionisio Areopagita.
Según Aristóteles y algunos historiadores modernos, Atenas había sido gobernada, desde aproximadamente el 478 a. C., bajo una informal «Constitución Areopagita», bajo el liderazgo de Cimón.