arenero

arenero, a

1. s. Persona que por oficio vende arena.
2. TAUROMAQUIA Persona encargada de mantener en buenas condiciones la arena del redondel durante la lidia.
3. s. m. Caja en que las locomotoras y tranvías llevaban arena para soltarla sobre los raíles y aumentar la adherencia de las ruedas.

arenero, -ra

 
m. f. Persona que tiene por oficio vender arena.
m. Caja en que las locomotoras llevan arena para soltarla sobre los carriles.

arenero

(aɾe'neɾo)
sustantivo
occupations persona que se dedica a vender arena El adolescente decidió no estudiar más y trabajar como arenero.

arenero


sustantivo masculino
bullfighting encargado de rastrillar la arena después de la lidia de toros Los areneros deben limpiar la plaza entre toro y toro.
Traducciones
Ejemplos ?
Y terminaba: -Mi padre, que era carrero, iba así por los campos. Las estrellas lo guiaban. El será arenero toda la vida. Le gusta mucho el río, las arenas, los árboles.
Otro mozo más fuerte cargaba con la leña, el amo le reñía menos y le pagaba algo. Harto Ángel de mendigar, se hizo arenero yendo a todas partes acompañado de Anita, la que cogía frecuentemente en brazos.
Al rato llegó un hombre del lugar. Jinete en un caballo arenero de vasos como platos, venía a ofrecerse por si necesitaban alguna cosa.
me van a apagar los fuegos! Cargo el hogar de carbón, sujeto al timorato sobre un arenero y yo me siento sobre el otro. —¡Amigo!—le grito con una mano en la palanca y la otra en el ojo—: cuando se desea retrasar un tren, se busca otros cómplices, ¿eh?
XXXII Debajo de un lavadero hago mi escondite y espero a que me rescaten como en el cine. XXXIII En mi selva de macetas soy Sabú el aventurero y entre las ramas me escondo de ese malvado arenero.
Se ha quedado inmóvil con la pala hacia atrás, y el sweater erizado de pelusa al rojo blanco. —¡Miserable! ¡Ha abandonado su servicio!—rujo lanzándome del arenero. Calma espectacular.
Sentí que mis párpados se cerraban; tenía mucho sueño; me encontraba muy cansado y poco a poco una pesada arena me hacía cerrar los ojos. Como si el famoso arenero me espolvoreara sus polvos hipnóticos.
II Cuando se tarda mi abuela en llegar por mí a la escuela, me escapo a oír historietas que no cuenta la maestra. III Dicen que un arenero por las noches nos atrapa a los que no nos dormimos y seguimos dando lata.
Como en una explosión sin ruido, la atmósfera que rodea mi cabeza huye en velocísimas ondas, arrastrando en su succión parte de mi cerebro,—y me veo otra vez sobre el arenero, conduciendo mi tren.
Congos reales (1962), copia inexistente en archivos Patio arenero (1962)...
Mientras, el arenero infantil fue dispuesto hacia la esquina de Uriburu y Avenida Córdoba, y los juegos infantiles están cruzando la calle Uriburu, en una plazoleta llamada Maimónides que también posee un busto de dicho filósofo sefaradí.
El lateral sur de esta plaza da una zona de juegos estilo arenero sobre el pasto y a un acceso peatonal, mientras que en el otro extremo la vereda se une con la Plaza de la Amistad, en donde se encuentra el cuartel de bomberos, la enfermería y la Estación Terminal del ferrocarril, además del sendero que conduce al resto del parque.