Ejemplos ?
Otros por el contrario, todos los del Frente Popular, deseaban ardientemente la guerra porque tenían la convicción de que la guerra era inevitable y que después de sacrificar a Checoeslovaquia, dejando incumplido un solemne Tratado de alianza con aquel país, sólo se conseguiría hacer más fuerte a Alemania aplazando la guerra.
Paso a referirme ahora al aspecto relativo a “Seguridad Continental”. Por supuesto, nosotros la deseamos ardientemente. Sentimos su ventaja como el que más; estamos como el que más, orgullosos del común régimen de organización política de sus Estados y ya alguna vez señalé ese hecho como signo y blasón del Continente.
Cerrojos pensó lo mismo. Y los dos lo desearon ardientemente. No era el amor lo que los atraía, sino el placer de gozar impunemente un gran crimen, delicioso por lo horrendo.
Pero pasados tres años desearon de nuevo ardientemente otro hijo, confiando en que el largo tiempo transcurrido hubiera aplacado a la fatalidad.
Primeramente por mis indios, que fatigados y temiendo nuevos peligros, y porque también en sus casas ya habían comenzado las fiestas y borracheras, aconsejaron al español que me persuadieran a regresar y me ocultara el camino a Chillán; después por el mismo soldado que ardientemente deseaba tenernos de compañeros al regreso; finalmente por el cacique que estimándome muy generoso por ciertos regalos que le había hecho y que aún me quedaban muchos, me indicó el camino a Longaví, donde tenía un hijo, buscando con esto beneficiarse a sí mismo.
«Carbón» tenía que significar «amor secreto». Ningún fuego ni carbón ninguno quema tan ardientemente como el amor secreto, del que nadie sabe nada.
Deseamos ardientemente que esta obra, tan querida por su bien demostrada utilidad, se propague y difunda en vuestra diócesis con la creación de sociedades del mismo nombre y fin agregadas a la de Roma.
Queremos ardientemente que sean muchos los que emprendan como conviene la defensa de las Sagradas Letras y se mantengan en ello con constancia; sobre todo, que aquellos que han sido llamados, por la gracia de Dios, a las órdenes sagradas, pongan de día en día mayor cuidado y diligencia en leer, meditar y explicar las Escrituras, pues nada hay más conforme a su estado.
Estaba seguro de haber sido el objeto de ellas, y deseaba más ardientemente que nunca saber sus intenciones respecto a mí; sin embargo, no me atrevía a expresar mi inquietud por temor a ofenderla.
Le había oído decir a ella misma que se creía la causa inocente de los errores de míster Wickfield, y que tenía contraído por ello una deuda que deseaba ardientemente pagar.
Si me he encerrado en mí misma, si he ocultado el insulto que me habían hecho, es porque lo respetaba con toda mi alma, porque deseaba ardientemente que tú también pudieses respetarme.
Deseaba ardientemente poner término a la entrevista aquella, pero no me atrevía a presentarme; sólo míster Peggotty tenía el derecho de verla y de reclamarla.