arcosolio

Búsquedas relacionadas con arcosolio: catacumba, cimacio

arcosolio

s. m. ARQUITECTURA Nicho de las catacumbas romanas con la parte superior en forma de arco.

arcosolio

 
m. Nicho cubierto en las paredes de las catacumbas, cuya parte superior forma una bóveda cimbrada.
Ejemplos ?
El sepulcro del infante Don Alfonso se trata de un bulto orante bajo arcosolio carpanel con intradós, con caireles calados (por desgracia, diversos destrozos han ido haciendo desaparecer gran parte del cairelado de la izquierda y todo el de la derecha; de haberse conservado se asemejaría a una celosía que dejara el fondo en penumbra) y trasdós conopial, más dos esbeltas pilastras -uno de los lugares elegidos para incorporar la iconografía religiosa- aguzadas en los extremos.
El monumento funerario sigue el modelo clasicista mediante el empleo de pares de columnas de orden corintio que sostienen un frontón y flanquean los escudos nobiliarios y, bajo arcosolio, los bultos orantes de Borrón y su esposa Catalina de Pinedo, esculpidos por el artista de Valpuesta Bartolomé de Angulo.
En el frente del nicho del arcosolio y los costados se desarrolla la ceremonia fúnebre del enterramiento con estatuas plorantes originalmente doradas y policromadas con fondo de pasta vítrea azul, a la manera de las tumbas reales del mausoleo de Santa María de Poblet.
En una de las paredes, un arcosolio con una escultura de alabastro del arzobispo orando, acoge el enterramiento de Ibáñez de la Riva, que fue trasladado a la capilla en mayo de 1780, setenta años después de su muerte en Madrid, el 3 de septiembre de 1710.
Así el mismo San Fructuoso se construyó un arcosolio en la iglesia de Montelios y aunque la tumba fue sencilla, el emplazamiento abovedado y de cantería podía parecer un mausoleo romano.
En el interior, iluminado escasamente por estrechas ventanas apuntadas, la cabecera se cubre con una techumbre de artesa octogonal también mudéjar realizada en madera dorada con lacerías y mocárabes. En el lado izquierdo un arcosolio enmarca el sepulcro de don Lope de Luna, labrado en alabastro gerundense por Pere Moragues.
En el ala sur faltan dos arcos que dejan espacio a otro más amplio bajo el cual se encuentra el pozo del monasterio, y en el ala norte dos de ellos fueron cortados y unidos, convirtiéndose en un arcosolio para un sepulcro.
Es obra neoclásica. Así mismo, se encuentran en la nave del Evangelio dos sepulcros de arcosolio apuntado, con esculturas yacentes de época gótica.
En el lado del Evangelio se encuentra un arcosolio, que es todo lo que queda del monumento funerario esculpido en 1372 para el papa Urbano V.
Destaca el sepulcro del canónigo, fallecido en 1577, Diego de Neyla, obra renacentista que incorpora una tabla con la Virgen, el Niño y San Juanito, rodeada de ángeles y Dios Padre. Sobre el arcosolio gótico aparece un bello fresco renacentista con la Anunciación.
Es una tumba perteneciente a Ramon Alemany fallecido en 1324 durante la conquista de Cerdeña, que muestra sobre el sarcófago, bajo un arcosolio, la imagen yacente del difunto con dos ángeles sosteniéndole la cabeza y con una corona de flores que alude a la esperanza de la resurrección.
El año anterior a su muerte dispuso el obispo el lugar de su enterramiento en la capilla de Santa Tecla, el fallecimiento se produjo el 29 de octubre de 1287. Se encuentra debajo de un arcosolio el sarcófago prismático sin decoración sobre unos pies en forma de león y sin inscripción.