arcas

arcas

(ˈaɾkas)
sustantivo femenino plural
lugar en que se guarda el dinero de una comunidad Protegeremos las arcas de la Nación.
Traducciones

arcas

safe
Ejemplos ?
Yo quería acabar, y mi mano iba a concluir la carta, pero hay que cumplir el rito acostumbrado y dar a la carta el medio para hacer su camino. Ni que no te diga de donde extraeré, ya sabes a qué arcas acudo.
Cerró don Lope los ojos, Y tomadas sus secretas Medidas, abrió sus arcas A la danzante hechicera, Cruzáronse para el caso Dos virtuosísimas dueñas, Corredoras de placeres Y lebreles de monedas.
Considerables auxilios remitidos a la Metrópoli, las tropas pagadas hasta el día corriente, las atenciones del gobierno satisfechas enteramente, y las arcas reales con el crecido residuo de trescientos sesenta mil pesos.
Las arcas sin dinero se trova el don Johán; e cuentas e cargos habrá de rendir; e mancan jostitos patacos cient mil. Questión de graveza e magna cuantía aquesa fue estonce; ca, en eras ansí de puro cripterio mesmísima cosa, idéntico efeto facían en las pesas de la morale, en punto a delinqüenza, un maravedí que un cuento de reales.
He nacido en amenas, castizas y santísimas comarcas y corre por mis venas sangre de venerables patriarcas que me legaron enseñanzas buenas, huerto, escudo, solar y oro en sus arcas.
Ha transcurrido más de veinte años desde que una guerra tan justificada en su iniciación como gloriosa en su mantenimiento y fructífera en sus resultados, repletó de oro las arcas públicas.
— En consecuencia, todas las sumas de numerario que en lo sucesivo ingresen a las arcas de las corporaciones, por redención de capitales, nuevas donaciones a otro título, podrán imponerlas sobre propiedades particulares o invertirlas como accionistas en empresas agrícolas, industriales o mercantiles, sin poder por esto adquirir para sí ni administrar ninguna propiedad raíz.
No habían bastado para enderezar una candidatura rival de la nuestra ni las enormes sumas gastadas por el Gobierno en propaganda y dádivas, ni la palabrería de agraristas que son hacendados y de bolcheviques que poseen millones hurtados directamente a las arcas nacionales.
Pero si la puñalada se da en nombre de la idea en un pecho cubierto de púrpura y armiño; pero si lo vendido o lo derrochado indebidamente es un pueblo o es la patria; pero si el que falta a sus juramentos es un magnate, ¡oh!, entonces el asesinato, el robo y el perjurio truécanse en hechos meritorios, y el asesino, el ladrón y el perjuro, en héroes a quienes inmortalizan y colman de honores y presentes las musas de la gacetilla y las arcas del Tesoro.
El solo tiene más ducados de oro en sus arcas que soldados mantiene nuestro señor el rey don Felipe, y con sus galeones podría formar una escuadra suficiente a resistir a la del Gran Turco...
Cae, no cesa de caer, y todavía hay algo que la precede en la caída, que baja más que ella: los valores públicos. Al fin se detiene, pero en el fondo de un abismo: las arcas del Tesoro.
Bajó a sus pecheros los impuestos; envió sus mesnadas en defensa de la cristiandad; dos galeras, costeadas a sus expensas, purgaban los mares de infieles; y las limosnas salían de sus arcas como de manantiales insecables.