arboladura

(redireccionado de arboladuras)

arboladura

s. f. NÁUTICA Conjunto de árboles y vergas de una embarcación por el horizonte asomó la arboladura del buque mercante.

arboladura

 
f. mar. Conjunto de árboles y vergas de un buque.
Traducciones

arboladura

рангоут

arboladura

ALOFT

arboladura

aloft

arboladura

ALOFT

arboladura

aloft

arboladura

Aloft

arboladura

Aloft

arboladura

SFrigging
Ejemplos ?
El es quien a empellones lleva a las anchas lonas, que hidrópicas de viento se alejan retozonas en demanda de hazañas y tierras de conquistas, donde haya corindones, sándalos y amatistas; el mar, que en la nobleza de las arboladuras enciende un romancesco vértigo de aventuras, y une al opimo ensueño de las jarcias hinchadas las épicas bravezas de sus olas saladas!
El resto de los buques corsarios emprendió la definitiva retirada, no pudiendo el comandante Simpson perseguirlos debido a las averías sufridas en las arboladuras de la Confederación y la Santa Cruz, que serían reparadas en los días siguientes, y el poco andar de la Valparaíso.
Demostración de las maderas, clavazones, pino, metales, betunes, jarcia, tejidos y más géneros que, con distinción de las partes de obra en que se empleó, se manifiesta necesario para la construcción de un navio de 74 cañones, el cureñaje de éstos, la lancha y botes, arboladuras con sus aparejos y velamen, según la actual disposición del brigadier ingeniero general hidráulico y de construcción D.
Imposibilitados de recibir ayuda de la Fuerte, mientras se aseguraban y clavaban las escotillas de la cubierta del sollado, la tripulación armó pequeñas bandolas Arboladuras improvisadas para seguir navegando luego de desarbolar con las que se procuró aproximar el buque a la Fuerte, pero sin timón y con fuerte corriente los intentos fueron inútiles.
Algunos relatos cuentan que permitió el paso de buques de apoyo españoles con jarcias y arboladuras, para que Oquendo pudiese reparar antes sus naves y así poder entablar combate.
Pero Antón aún conserva recuerdos de su infancia identificando su propia patria y aprovechando la ocasión que se le presenta decide regresar a su antiguo hogar. Permaneció escondido hasta que el velero se retira de la Isla con sus arboladuras hinchadas por la brisa del atardecer.
Posteriormente, a las 6:45 horas, un marinero de la Covadonga logró observar con claridad las arboladuras de los buques y reconocerlos como peruanos.
Se precisó que el buque tenía que ser del tipo Acorazado de torres, sin arboladuras, bien protegidos y con gran capacidad ofensiva.