arbitraje


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con arbitraje: mediacion

arbitraje

1. s. m. DEPORTES Acción de arbitrar y particularmente la aplicación del reglamento en competiciones deportivas por parte de un árbitro la afición aplaudió su arbitraje.
2. DERECHO Juicio o resolución arbitral.
3. ECONOMÍA Operación de cambio de valores mercantiles, en la que se busca la ganancia aprovechando las diferencias de precios que aquéllos tienen en diversas bolsas en un mismo día.
4. POLÍTICA Procedimiento para resolver pacíficamente conflictos internacionales, sometiéndolos al fallo de una tercera potencia, de una persona individual, de una comisión o de un tribunal.

arbitraje

 
m. Acción o facultad de arbitrar.
Juicio arbitral.
Operación de cambio de valores mercantiles o divisas que se hace a base de especular con las diferencias de precios que aquellas tienen en diversas bolsas del país o extranjeras, en un mismo día.
Procedimiento para resolver pacíficamente conflictos internacionales, sometiéndolos al fallo de una tercera potencia.
Sinónimos

arbitraje

sustantivo masculino
Traducciones

arbitraje

arbitráž

arbitraje

mægling

arbitraje

välitys

arbitraje

arbitrage

arbitraje

arbitraža

arbitraje

仲裁

arbitraje

중재

arbitraje

arbitrage

arbitraje

mekling

arbitraje

arbitraż

arbitraje

arbitragem

arbitraje

skiljeförfarande

arbitraje

การตัดสิน

arbitraje

sự phân xử

arbitraje

仲裁

arbitraje

арбитраж

arbitraje

仲裁

arbitraje

בוררות

arbitraje

SM
1. (= juicio) → arbitration
arbitraje industrialindustrial arbitration
arbitraje laboralindustrial arbitration
2. (Com) → arbitrage
3. (Dep) → refereeing
Ejemplos ?
En caso de surgir una controversia entre dos o más de las Partes Contratantes, concerniente a la interpretación o a la aplicación del presente Tratado, dichas Partes Contratantes se consultarán entre sí con el propósito de resolver la controversia por negociación, investigación, mediación, conciliación, arbitraje, decisión judicial u otros medios pacíficos, a su elección.
El Estado y las demás personas de derecho público pueden someter las controversias derivadas de relación contractual a tribunales constituidos en virtud de tratados en vigor. Pueden también someterlas a arbitraje nacional o internacional, en la forma en que lo disponga la ley.
Todas las cuestiones que llegaren a suscitarse con motivo de la inteligencia o ejecución del presente Tratado, serán sometidas al arbitraje de Su Majestad el Emperador de Alemania.
Si la controversia no pudiere resolverse de acuerdo con el párrafo 1 del presente Artículo, las Partes podrán, por consentimiento mutuo, someter la controversia a arbitraje, en especial a la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya y las Partes que así sometan la controversia quedarán obligadas por la decisión arbitral.
Toda controversia que surja entre dos o más Estados Partes con respecto a la interpretación o la aplicación de la presente Convención y no se solucione mediante negociaciones se someterá a arbitraje a petición de uno de ellos.
Hoy ya han pasado – según cálculo ajeno – de doscientos los Tratados de Arbitraje formalizados entre Estados de las Américas y ese solo hecho que por su elocuencia pacifista significativa hizo exclamar un buen día en acto solemne al famoso jurista y Canciller estadounidense Evans Hughes: “¡América, hemisferio de la paz!”, puede y ahora debe recibir esta acotación marginal de interés patriótico: Uruguay – nuestro Uruguay –ha sido, hasta hace poco, - parece que ya quiere dejar de serlo – un campeón absoluto en el Continente, de la limpia y noble fórmula de arbitraje amplio; y muchos, multitud de Tratados suscritos y vigentes con países de todo el orbe nos aseguran la posesión de un honroso título.
Al ratificar, aceptar, aprobar el presente Convenio, o al adherirse a él, o en cualquier momento posterior, un Estado o una organización de integración económica regional podrá declarar, por comunicación escrita enviada al Depositario, que en el caso de una controversia no resuelta de conformidad con lo dispuesto en el párrafo l o en el párrafo 2 del presente artículo, acepta uno o los dos medios de solución de controversias que se indican a continuación, reconociendo su carácter obligatorio: a) Arbitraje de conformidad con el procedimiento establecido en la parte 1 del anexo II; b) Presentación de la controversia a la Corte Internacional de Justicia.
Esta generosa doctrina del arbitraje – limitado y voluntario primeramente, amplio y compulsivo hoy – es el mensaje (concluye Yepes) que el panamericanismo ha llevado siempre a las grandes asambleas internacionales”.
En el caso de los Miembros de las Naciones Unidas que no estén representados en la Corte Permanente de Arbitraje, los candidatos serán propuestos por grupos nacionales que designen a este efecto sus respectivos gobiernos, en condiciones iguales a las estipuladas para los miembros de la Corte Permanente de Arbitraje por el Artículo 44 de la Convención de La Haya de 1907, sobre arreglo pacífico de las controversias internacionales.
Tanto en la Carta de las Naciones Unidas como en los Estatutos de la Organización de Estados Americanos están previstas las formas y procedimientos según los cuales deben resolverse los conflictos de los Estados Americanos, y entre ellos figura el arbitraje.
Nosotros sabemos – por supuesto – que el Tratado de Río de Janeiro no prohíbe que sigan manteniéndose los pactos ya contraídos sobre la base de un sometimiento de todo desacuerdo o conflicto al arbitraje.
Queda garantizado a los gremios: Concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliación y al arbitraje; el derecho de huelga.