araucano

(redireccionado de araucana)
También se encuentra en: Sinónimos.

araucano, a

1. adj. De Arauco, antigua región de Chile, o de La Araucanía, región actual en este mismo país.
2. s. De un pueblo amerindio que habitó en Arauco, o de los actuales habitantes de La Araucanía.
3. s. m. LINGÜÍSTICA Lengua hablada por este pueblo y sus descendientes, en Chile y Argentina.

araucano, -na

 
adj.-s. De Araucania.
Perteneciente a este país de América, hoy una de las provincias de Chile.
etnog. Díc. del individuo perteneciente a los pueblos araucanos, conjunto de poblaciones que hablan una misma lengua, están emparentadas culturalmente y ocupaban, a la llegada de los españoles, la parte central de Chile. En el s. XVIII se extendieron por el NO y Argentina. Actualmente, su número es de unos doscientos mil, y se encuentran entre el río Bío-Bío y el canal del Chacao, en la zona andina. Practican la exogamia y tienen una organización familiar patrilineal. Su base económica es el cultivo tradicional del maíz, en las partes bajas, y de la patata en las altas.
m. ling. Familia de lenguas amerindias que se hablan en Chile y zonas limítrofes argentinas.
Sinónimos

araucano

, araucana
adjetivo
(idioma) mapuche.
Traducciones

araucano

/a ADJ & SM/FAraucanian
ARAUCANO
The Araucanos from the south-east of Latin America fiercely resisted both Inca and Spanish attempts to colonize them and are known for their independence and indomitable spirit. Their exploits are celebrated in La Araucana, an epic poem by Alonso de Ercilla (1533-94). The Araucano language, also known as Mapuche, is today spoken by over 300,000 people in Chile and Argentina, and many words of Araucanian origin are used in Chilean and Argentinian Spanish. The name Chile is Araucanian for "Land's End".
Ejemplos ?
Mucho debió el mancebo distinguirse en la frontera araucana; porque cuando apenas contaba veinticinco eneros, se lo confirió el importantísimo cargo de gobernador de Valparaíso que, con general satisfacción, desempeñó hasta 1706, en que regresó al Perú, donde entró más tarde en posesión del muy honorífico y no menos lucrativo cargo de almirante del mar del Sur.
Durante ese tiempo tuve ocasión de ver individuos de las tres razas que habitan las regiones que debía visitar: los Mapunches, los Tehuelches y los Pampas verdaderos ó Tehuelches del Norte, de cuya existencia se dudaba confundiéndolos con los indios de raza Araucana que habitan Salinas Grandes.
Que don Juan Nicasio Gallego, clérigo patriota y liberal, y don Antonio Ferrer del Río, prologuista de la edición académica de La Araucana e historiador del reinado de Carlos III, vean con los buenos ojos del alma esta humildad, máscara de mi desnudez, con que me apresto a sucederles.
"Que el Cacique Negro, despues de haberse casado con una Araucana, y de haber muerto á algunos indios emparentados con los del cacique Usel Diario de Villarino: Notas, se ha separado de él, y se ha establecido cerca de las tolderias de Chulilaquin.
Tenía alta talla, y era de fuerte y nerviosa musculatura, sus formas esbeltas: y aunque de color cobrizo como lo son todos los indios, no tenía aplastada la nariz; sus ojos eran chispeantes, y en todo su continente se conocía era dominado por pasiones fuertes y tiernas a la vez. Mejor dicho, era Mangora uno de esos tipos especiales entre los indios, descriptos por el célebre Hercilla en su Araucana.
Desde este punto de visla, la Araucana de Ercilla, O Guesa errante de Souza Andrade y Tabaré, son los poemas que, en mi concepto, satisfacen más cumplidamente el ideal del ame- ricanismo literario.
A mi Mercedes, Xaviera, Juan, amigos y amigas, etc., abrazos y afectos. Si no es segura la tierra de Buenos Aires y quieres verme, será preciso que vayas a bordo de la 'Araucana".
Este es un peine, dicen, y lo dejan pasar sin escupirle el rostro. Se dice que el robo lo tenemos en la sangre, que es herencia araucana.
Desde 1860 a 1865, asistió a las campañas de la frontera araucana y en 1866, marchó a Caldera con su cuerpo militar, con motivo de la guerra contra España.
Eu 1867 hizo la campaña al interior de la Araucania y espedicionó a Dillohüe. Hasta 1872 concurrió a todas las empresas militares de la alta frontera araucana.
Adopta como símbolos naturales de Junín de los Andes los siguientes: pehuén (Araucaria araucana), michay (Berberis buxifolia), ñanco o aguilucho común (Buteo polyosoma), mineral obsidiana y volcán Lanín.
Al notificarle el jeneral Urrutia la toma de posesión que hacia de Villa Rica, a nombre del Gobierno de Chile, Epulef, en pleno parlamento, declaró que podia establecer su predominio en las tierras que fueran de los españoles, pero que él como representan te de la raza araucana, no le reconocía derecho para que imperase en sus dominios.