Ejemplos ?
Merece especial atención el arao común (conocido en la isla como arau dos cóns o galo dos cóns -literalmente gallo de los peñascos -).
Rechinaban las bilortas del arao, y chasquía del tirón el clavijero, y las yuntas jacezaban ya cansinas, y süaban las peonás en los repechos y las piedras daban chispas tan siquiera s'arrimaban a la punta de los jierros.
Montevideo,1968) La Monteadora y otros cuentos (1976) Cuentos (1980) Cuentos (1986) Relatos del Lago (1988) El Crimen y la Maldición y otros cuentos. (1995) Una Voluntad y otros cuentos (1997) Cuentos Selectos. (1999) El Arao Viejo. Milton Stelardo.
sus cuentos. (1999) El Arao Viejo, Milton Stelardo, sus cuentos. Edigraf impresos, 1999 Rela, Walter. 20 cuentos uruguayos magistrales.
El capelán, en particular, es muy importante al ser la presa del bacalao, las focas de Groenlandia y aves marinas como el arao común o el arao de Brünnich.
Entre los corresponsales más reconocidos se encuentran los siguientes: Jeff Ooi Edwin Espejo Bangkok Pundit Nathan Schwartzman Atanu Dey JF Beck Jeannie Cho Lee Peter Scudamore Smith Sriram Vadlamani Elmer Cagape Gavin Atkins Danny Arao Ben Bland Joanne Lane Andrew Bartlett Lonnie Hodge Tonyo Cruz Tharum Bun Andy Jackson Clement Tan Gerry O'Kane James Morgan
Algunas, como Cepphus grylle (arao de alas blancas) y algunas gaviotas son bastante sedentarias, otras, como la mayoría de los charranes y alcas que crían en zonas templadas del hemisferio norte, se trasladan distancias variables al sur durante el invierno.
Cuando Mariño se decide a marchar hacia el centro, Bermúdez, ya Coronel, contribuye con su empuje al éxito y se cubre de gloria en la Batalla de Bocachica, en la Batallla de Aroa, en la primera Batalla de Carabobo y valientemente, se bate en las desastrosas acciones de la batalla de La Puerta y la Batalla de Arao.
Éste está ligeramente curvado hacia arriba, a diferencia del pico del colimbo ártico que es recto, lo que ayuda a diferenciarles en invierno, cuando todos los colimbos tienen un plumaje similar, e incluso, se asemejan al arao común.
Algunas especies que anidan en grietas, incluyendo el pamperito ceniciento (Oceanodroma homochroa), el arao palomo (Cepphus columba), el búho real (Bubo bubo) y el cárabo árabe (Strix butleri), ponen sus huevos en el resguardo relativo de una oquedad en las rocas o abertura entre peñascos, pero no aportan ningún material adicional al nido.
Este impresionante conjunto ya fue citado hace 19 siglos por el griego Ptolomeo con el nombre de Trileuco, que podría traducirse por los tres blancos, posiblemente refiriéndose a la espuma blanca que golpea los peñascos, o quizás al guano generado por la gran colonia de Arao que allí había, la más importante de España, extinguida en los años 70 del siglo pasado.
De Tinaco prosiguió Mariño hacia San Carlos, pero antes de llegar a esta ciudad, el 16 de abril, encontró la división de Ceballos que, con 2.000 hombres, se había desplegado en batalla en la sabana del Arao.