arabesco


También se encuentra en: Sinónimos.

arabesco

(Del ital. arabesco < arabo, árabe, por ser este adorno característico del arte musulmán.)
s. m. ARQUITECTURA Adorno arquitectónico compuesto de combinaciones de líneas muy variadas que se emplea en frisos, zócalos y cenefas.

arabesco, -ca

 
adj. Arábigo.
m. Ornamentación en bajorrelieve o pintura a base de figuras geométricas y estilizaciones vegetales entremezcladas. Fue muy utilizado por los árabes, sus inventores, para decorar frisos, zócalos, cenefas, columnas, molduras, etc.
Sinónimos

arabesco

, arabesca
sustantivo masculino

arabesco:

traceríalacería,
Traducciones

arabesco

arabesque

arabesco

arabesque

arabesco

arabesco

arabesco

Arabeske

arabesco

Arabesque

arabesco

아라베스크

arabesco

Arabesque

arabesco

ADJ & SMarabesque
Ejemplos ?
Línea recta y línea de arabesco, intención y expresión, rigidez de la voluntad, sinuosidad del verbo, unidad del propósito, variedad de los medios, amalgama todopoderosa o indivisible del genio, ¿qué analítico tendrá el detestable valor de dividiros y separaros?
Una vieja buscona, solemne, ha removido las ascuas rutilantes con la negra badila, y en un rojo arabesco, cual reptil retorcido, se ha reflejado el fuego sobre cada pupila.
Una guirnalda de aristoloquia colgaba sus anchas hojas verdes en forma de corazón de los salientes de la arquitectura como un arabesco natural, y junto a un estanque rodeado de plantas, un flamenco rosa se mantenía de pie sobre una pata, flor de plumas entre las flores naturales.
II En una anchurosa cuadra del alcázar de Toledo, cuyas paredes adornan ricos tapices flamencos, al lado de una gran mesa que cubre de terciopelo napolitano tapete con borlones de oro y flecos, ante un sillón de respaldo, que entre bordado arabesco los timbres de España ostenta y el águila del Imperio, de pie estaba Carlos quinto, que en España era primero, con gallardo y noble talle, con noble y tranquilo aspecto.
(170) Por los tránsitos luego de la cárcel Su trofeo arrastró dejando en ellos Con la sangre de Acuña y los cabellos Señalado el camino que llevó. Y á un corredor llegando guarnecido De dorado arabesco pasamano A ver el espectáculo inhumano testigos el sacrílego llamó.
Los muros estaban cubiertos de tapicerías y adornados con numerosos trofeos heráldicos de toda clase, y de ellos pendían un número verdaderamente prodigioso de pinturas modernas, ricas de estilo, encerradas en sendos marcos dorados, de gusto arabesco.
Lady L, de Peter Ustinov. 1966: La venus de la ira (Judith), de Daniel Mann. Arabesco (Arabesque), de Stanley Donen. 1967: La condesa de Hong Kong (A Countess from Hong Kong), de Charles Chaplin.
El diseño del escudo se compone de una versión en miniatura del emblema de Kioto, que originalmente decidió el 2 de octubre de 1891. Este está rodeado por una interpretación arabesco de una rueda del carro de corte.
La caligrafía árabe está asociada con el arte geométrico islámico del arabesco en las paredes y también en los techos de las mezquitas, así como en los textos escritos.
El sarcófago es una prueba formal de una estética etrusca particular y original, en la que el simbolismo se impone sobre la estricta representación proporcionada del cuerpo humano: la intimidad de la relación conyugal se traduce en una diferencia de alturas de los cuerpos, que se mantienen próximos, que se funden luego en la parte inferior de la obra, «en un largo arabesco que se va aplanando».; catálogo de la exposición del mismo nombre en el Gran Palacio de París, realizada entre el 15 de septiembre y el 14 de diciembre de 1992, y en Berlín en 1993.
La obra de Riegl, construida como refutación del determinismo mecanicista (materialista, tecnicista y funcionalista) del arquitecto e historiador Gottfried Semper (1803- 1879), pretendía demostrar la existencia de un Kunstwollen (querer artístico, voluntad formal) incluso en algo tan aparentemente inintencional como las artes decorativas (Der Stil in den technischen und tektonischen Künste oder praktische Aesthetik de 1879); en su historia de la sucesión de sus estilos -geométrico, heráldico, vegetal y arabesco- y detrás de la forma, existía una voluntad artística que no podría ser, como humana e histórica, sino formas de visión, a la postre mental.
Este lenguaje se compone de palabras compuestas a partir de unos sesenta o setenta idiomas de todo el mundo, que combina para formar todo tipo de juego de palabras o acrónimos y frases destinadas a transmitir varios estratos de significado a la vez. Senn ha calificado Finnegans de obra «polisémica», y Tindall habló de «arabesco».