arévaco

(redireccionado de arévacos)

arévaco, a

adj./ s. HISTORIA Que pertenece a un antiguo pueblo hispánico que ocupaba parte de las actuales provincias de Soria y Segovia.

arévaco -ca

 
adj.-s. Díc. del individuo perteneciente a una tribu celtíbera que se estableció en Castilla, a la derecha del curso alto del Duero. Los arévacos opusieron una heroica resistencia a la penetración romana en la Península y se hicieron fuertes en la ciudad de Numancia (133 a C).
Ejemplos ?
Los investigadores identifican los restos arqueológicos sobre un cerro al noreste de Valdenebro con uno de los antiguos poblados celtíberos en tierra de los Arévacos.
Los Arévacos), un colegio concertado (Colegio Amor de Dios) y uno privado (Seminario salesiano) en los que también se puede estudiar enseñanza secundaria obligatoria.
Su nombre significa 'río pequeño torcido o tuerto', que del castellano primitivo 'Río Tortiello' pasó al actual topónimo. Lugar de antiguos pobladores arévacos.
Como ya se indicó líneas más arriba, las montañas de la sierra de Ayllón están pobladas desde tiempos ancestrales. Arévacos por el este, vacceos por el norte y carpetanos por el sur, a los que siguieron celtas y celtíberos poblaron los valles de la sierra atraídos por la caza y las posibilidades ganaderas así como por el aislamiento que proporcionaban sus montañas permitiéndoles una mejor supervivencia ante los pueblos vecinos.
Clunia es un topónimo de origen arévaco.;Época celtibérica La ciudad de Clunia se fundó en un cerro a poca distancia de un asentamiento celtíbero denominado Cluniaco o Kolounioukou, perteneciente a los arévacos, una tribu prerromana que pertenecía a la familia de los celtíberos.;La fundación Julio-Claudia En Clunia, el político y militar romano Quinto Sertorio resistió durante 20 años a Pompeyo, quien destruyó lo que existía de la ciudad en el año 72 a.
Pasado El Burgo de Osma se llega al Parque Natural del Cañón del Río Lobos, y en Montejo de Tiermes se encuentra el Yacimiento Arqueológico de Tiermes, un antiguo asentamiento prehispánico habitado en época celtíbera por los arévacos.
En cuanto a los útiles que se pudieron rescatar (y que hoy se encuentran en el museo Numantino) encontraremos hachas neolíticas de perfil fusiforme, un hachita de bronce perteneciente a la edad de bronce, un pico - hacha de hierro, puñales, espátulas, agujas, flechas, ajuar, cerámica perteneciente al periodo Cogotas I y un busto varonil de bronce de unos ocho centímetros. Una de las tribus celtíberas que se asentó en la zona fue la tribu de los arévacos.
Todas estas tierras, pertenecientes al Valle alto del río Duero, estuvieron habitadas por los celtíberos y los arévacos, y en ellas se enclavaban poblaciones de abolengo como Numantia (destruida por las tropas de Escipión), y Uxama (Osma), que según todos los indicios siguió poblada aún después de la conquista islámica.
Los arévacos de Hispania Citerior continuaron la guerra y se unieron a Viriato cuando este asumió el liderazgo de la rebelión lusitana.
Al analizar los orígenes de los primeros pobladores de la comarca cerrateña, cabe mencionar a los vacceos y los arévacos, pueblos de origen celta que se instalaron por estas tierras, allá por el siglo III a.
Dada su posición aislada dentro de un entorno agreste, en Valdepinillos no se le conocen asentamientos hasta la mitad de la Edad Media, si bien es cierto que progresivamente a partir del año 400 a.C. estuvo en el área de influencia de los arévacos, situados en Tiermes al norte de la Sierra de Pela, ya en la actual Soria.
En la mitología celta irlandesa, los cuervos eran psicopompos, por su relación con Morrigan. Entre los arévacos y vacceos el buitre era un animal psicopompo, ingiriendo el cadáver del guerrero muerto en combate.