aprieto


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con aprieto: estar en un aprieto

aprieto

1. s. m. Apretura, exceso de personas en un lugar.
2. Situación difícil, conflictiva, peligrosa o urgente esta vez no me pondrás en ningún aprieto. apuro, brete, trance
3. Situación del que tiene necesidades económicas se encontró en un aprieto enojoso para su condición. apuro

aprieto

 
m. Apretura.

aprieto

(aˈpɾjeto)
sustantivo masculino
situación difícil o urgente, problema No me pidas eso, que me pones en un aprieto.
Sinónimos

aprieto

sustantivo masculino
Traducciones

aprieto

frangente

aprieto

situation

aprieto

مأزق

aprieto

困境

aprieto

困境

aprieto

苦境

aprieto

predikament

aprieto

สถานการณ์

aprieto

SM
1. (= apuro) → predicament
estar o verse en un aprietoto be in a predicament, be in a tight spot, be in an awkward situation
poner a algn en un aprietoto put sb in a predicament, put sb in an awkward situation
la derrota puso en un aprieto su continuidad como entrenadorthe defeat put his continuation as trainer in jeopardy
ayudar a algn a salir de un aprietoto help sb out of trouble o out of a tight spot
2. (= presión) = apretón 1
Ejemplos ?
-Vamos, caballeros -dijo el señor Curro el Velones, haciendo entrar su encanecida cabeza a modo de cuña entre las de los que discutían de modo tan mesurado-, que la cosa no se lo merece, que en eso de valentía hay sus más y sus menos, y hombres conozco yo a los que se les encoge el corazón si oyen maullar a un minino, y aluego si se ven en un aprieto jarrean muchísimo, pero que muchísimo más que puée jacerlo un piquete.
Conocemos multitud de pasos: el cangrejo, el robinson, el patín, el reloj, el plátano bien parado, el sube y baja, la resbaladilla, el columpio, el gusanito, el gusanote, el abajo tú y arriba yo, el de ladito es mejor, el ponte blandita que ya voy a entrar, el vete adelante que voy para atrás, el poquito a poquito, el tren, el puente, el paseadillo, el trompo, el molinillo, el molcajete, el ya mero, ya mero, el apriétame que yo te aprieto...
Y media hora después decíale Paco el Piri a su íntimo amigo el Niño de la Vitola: -Tú no sabes, chavó, tú no sabes en el aprieto, lo entre la espá y la paré, que me ha puesto a mí esa pícara gachí, que me ha dejao el corazón mas blando que la guayaba.
Excelentísimo Señor: Su carta de Vuestra Excelencia de treinta y uno de Marzo de este año recibimos hoy con la Cédula de Su Majestad, Dios le guarde; y como este Cabildo y Ciudad está siempre tan dispuesto y lo ha estado al servicio de su Rey y Señor, procura también continuarlo en la ocasión que Vuestra Excelencia escribe, teniendo por muy justo que como fieles vasallos acudamos todos en cuanto de nuestra parte fuere, al remedio del aprieto y necesidades en que se halla esta Monarquía y al paso que son grandes nuestros deseos de acudir a causa tan precisa...
Ahora, mientras voy en metáfora, siento que contengo mejor muchas sombras, que me las meto en el bolsillo y me aprieto fuertemente unos dedos contra otros, porque de pronto me creo que la sombra tiene cuerpo; y, sin embargo, ¡cuántos cuerpos me he encontrado en la sombra!
Consiguió salir del primer aprieto el domingo de Pentecostés con buenas palabras y canciones de su gaita, pero, al llegar el día de San Martín, el oficial de guardia le transmitió la orden de que se presentase con la renta un día determinado o tendría que exiliarse del señorío.
-«Pues, señora, a un lado el miedo, (dije), y en nombre de Dios.» Toco el brazo, y lisonjeo venas con blandas caricias, convidando a engaños tiernos: diéronme un listón turquí, celos todo, ¡triste agüero! que, temblando, al brazo añudo, que, compasivo, le aprieto.
Hutcheon no sentía deseo alguno de hacerlo, pero había luchado y pasado penalidades junto a Dougal y no iba a fallarle en aquel aprieto; así que los dos sirvientes se sentaron ante una copa de brandy y Hutcheon, que era algo clerical, hubiera leído un capítulo de la Biblia, pero Dougal no quiso oír sino un párrafo de David Lindsay, cosa que no era prrcisamente lo más adecuado.
El viento, que daba señales de ser próspero y largo, comenzó a calmar un tanto, cuya calma levantó gran tormenta de temor en los ingleses que culpaban a Ricaredo y a su liberalidad, diciéndole que los libres podían dar aviso en España de aquel suceso; y que si a caso había galeones de armada en el puerto, podían salir en su busca y ponerlos en aprieto, y en término de perderse.
Así que mi abuelo, más para aliviar su propia congoja que porque esperase ayuda alguna, le contó toda la historia. – Estás en un buen aprieto –dijo el extraño–, pero creo que puedo ayudarte.
De esta independencia nace el desembarazo con que he alabado francamente en distintas ocasiones, ora el amor de familia con que se ha solido colocar a los deudos y amigos de los gobernantes, cosa que ha variado ya enteramente; ora la prudente lentitud con que se han entregado y se entregan las armas a nuestros amigos; ora la oportunidad e idea con que se vistió a los señores Próceres, y en momentos de aprieto...
Hay que confesar que semejantes hombres son muy honrados y proceden con toda conciencia; la culpa no es de ellos, sino del que les coloca en semejante aprieto.