Ejemplos ?
Arrancaba quedando entre tercero y cuarto en la línea de carreras, para entonces, en la última curva, apretar el paso y rebasar a todos los demás ejemplares que tendría enfrente.
El coche del general rebasó el último paso de peatones de la plaza de Cristo Rey, precisamente el que está junto a la Clínica de la Concepción, y siguió su marcha hacia el antiguo puente del tranvía universitario; sólo quedaba, pues, pasar un disco antes de apretar el paso camino del término municipal de El Pardo.
El resto del tiempo viven como los lagartos: de sus propias carnes, o sea de lo que comieron en mejor ocasión. Pero este prólogo va picando en historia, y tenemos que apretar el paso si hemos de llegar a hablar de los campesinos.